domingo, 8 de octubre de 2017






 Respuesta al artículo sobre el FIPLIMA
escrito en Limagrís por Percy Víchez





Estimado Percy, tú, como es usual, tan ponderado y claro como siempre. Ese estilo contribuye a que lo que dices sea justo, exacto o necesario; el único punto es que no estás enterado del origen, la misión, la visión y la acción del Fiplima; tampoco sabes sobre las calumnias de las personas que iniciaron esta campaña. Voy a ser breve para no cansar a los posibles lectores a tu largo análisis.


Primero: yo sí hice mis "descargos" cuando ellos me denunciaron a través de Caretas con gran despliegue, solo que mis palabras no fueron a la edición impresa sino en la virtual, que nadie lee. Luego mandé una carta contundente y aclaratoria a Zileri para que la ponga en la sección de "Nos escriben", pero tampoco la pusieron, y eso que para ello acordé esa misiva con el propio director de la revista. Al final, en vez de publicarla, solo apareció mi foto alrededor de otras dos cartas, de otras personas y de otros temas, con títulos donde figuraban las palabras "corrupción intelectual", lo que "subliminalmente" salpicaban de mala manera en mi persona. ¿Estás al tanto de ese intento mío de dar muestras de transparencia de mi parte? Me parece que no. Por cierto, nadie se me ha acercado a dar mi punto de mi vista y así sigue hasta ahora.

¿Y por qué no demandé inmediatamente a eso tipos? Fácil: no tengo dinero para abogados, no tengo amigos en la prensa, no tengo salud (¡ah, ya me dirán que me vuelvo a victimizar!) y, sobre todo, tenía que concentrarme y dar todo para sacar adelante al festival. Pero no te preocupes, ahora que ya estoy más libre, mi siguiente paso es denunciar penalmente a esos tipos (ni siquiera puedo mencionar sus nombres), pues a diferencia de ellos, yo sí ya tengo muchas pruebas de calumnia y difamación contra mí. Si ellos hubieran tenido pruebas concretas, habrían podído y debido denunciarme legalmente. Lo que lamento es que a la gente le gusta el circo y, además, es claro que por ejemplo el síndrome Lava Jato y las acusaciones al desgaire pululan de ida y vuelta. ¡Qué desperdicio de energía tiempo, dinero y, en particular, vergüenza de llevar ese tipo de miserias al campo poético, que no al de la Poesía, felizmente!

Sobre el supuesto elitismo del FIPLIMA, ¿sabes que en ediciones anteriores estuvimos precisamente en Lurigancho, Villa María del Triunfo, Callao, en colegios nacionales y privados, y este año en una cárcel de mujeres (Virgen de Fátima de Chorrillos, con apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja)? Si esta vez no pudimos alcanzar a los 43 distritos de Lima, como yo quería, era por falta absoluta de equipo (somos solo cinco personas, todas pobres) y carencia de presupuesto para transportes a los conos, el principal objetivo del festival. ¿Sabes tú y todos los demás que para que completáramos el mínimo necesario de ese presupuesto tuve que pedir un préstamo de 48 mil soles a un banco, lo que significa es que ahora estoy endeudado por 48 meses y, por falta de trabajo, no sé cómo me las arreglaré para cumplir. Y todo esto para que el festival no se hundiera, mientras me atacaban despiadadamente de un sector de poetas. Si deseas, te puedo mandar el papel del préstamo agiotista con ese banco.

De otro lado, en el festival no solo ha habido música extranjera, de altísima calidad, claro; también han estado Frágil, La Sarita, Daniel F, los maestros andinos Jaime Guardia, Máximo Damián, Ríber Oré, música amazónica, coros nacionales y el gran cantautor de 82 años Manuel Jiménez, quien hasta ahora nadie aprecia y reconoce. ¿Sabías eso?

¿Y, por casualidad, sabías, que para la difusión del Fiplima mandamos a los medios supuestamente principales notas de prensa, materiales audiovisuales, datos de los poetas, etc.), y prácticamente ninguno dio cuenta del evento? ¿No sabes que hubo realmente una campaña de silenciamiento y, por extensión, de boicot del festival? ¿Sabes que actualmente que los que ahora están en gran parte de las secciones culturales de los medios son amigos de los tipos de arriba o que simplemente yo no les caigo bien porque las pocas veces que me han dado tribuna yo siempre he dicho cosas que a ellos les incomodaba ya que esperaban que mis opiniones fueran políticamente correctas?

Percy, como ves, hay cosas que ignoras del Fiplima. Como sea, gracias por tu largo comentario, que sin embargo ha hecho hincapié una y otra vez en el tema de las acusaciones; pero, aparte de las razones que he dicho antes para no demandar hasta ahora, pasa que eso hace daño a todo el mundo, destruye aún más a lo poco que queda de dignidad institucional en el Perú y también porque, en lo particular, no creo en los poderes del Estado, incluido por supuesto en el judicial; ¿o estoy equivocado? ¿Piensas tú lo mismo sobre esto último? 

Y muchas gracias por los consejos y lineamientos que propones para un futuro festival, pero al menos YO no voy a hacer otro, al menos en el Perú. Que lo hagan los tipos esos de arriba, los honestos, los inteligentes, los bondadosos, los fraternos, los luchadores, los imprescindibles brechtianos. Yo soy muy malo, soy un infame, soy un mediocre, un acosador (así dicen algunas). El Perú no me merece en lo absoluto.

Cordialmente,
Renato Sandoval Bacigalupo


P.S. Para posibles respuestas atendibles, mañana ya no cerraré mi Facebook, como había planeado si no el miércoles 11. Sin embargo, ya no tengo ganas de seguir con esto. Que los demás se peleen entre sí, como sucedía en las cantinas del Far West hollywoodense.

sábado, 7 de octubre de 2017

Declaración de Renato Sandoval Bacigalupo,
director del FIPLIMA


AL FIN YA SÉ. Como decía el sabio budista Leonard Cohen, luego del IV FIPLIMA, ahora ya sé dónde estoy y con quiénes cuando veo que al frente están los falsos amigos, los buenos amigos pero cobardes, los hipócritas, los que padecen de envidia y odio (¿pero de qué y por qué?), los trepadores, los mediocres que solo existen si están secundados por amigotes o grupos que no hacen más que vociferar o hablar por lo bajo, los que no quieren meterse en líos, los oportunistas, los que no quieren arriesgarse a perder su buen sueldo por simplemente no hacer nada, los que nunca se me acercaron a saber cuál era mi versión (incluyo esto a los periodistas supuestamente acuciosos en busca de establecer algo que se acerque a la verdad y que, en el mejor de los casos, silenciaron o se mofaron del FIPLIMA para boicotearlo), y un largo etcétera. Pero, sobre todo, cuando veo que al frente están los traidores, lo que significa que en un principio estaban en este lado, donde todo era, es y será idealismo, lucha por el bienestar social, la esperanza de promover la paz y la armonía en este país, que sigue cayéndose a pedazos. La perfidia es el peor de las miserias morales, más aún si se incuba en cierto sector de "poetas" que corrompe a sus incautos pares, hasta producir una irreversible metástasis en el mundo poético, en donde se supone debe prevalecer el amor, la solidaridad, el respeto y la fraternidad. Por ser lo más indigno es que el insuperable Dante colocó en el último círculo del infierno a los felones, quienes, por un sinfín de calumnias y difamaciones, fue desterrado de su querida tierra para buscar un lugar más tolerable donde pudiera escribir su inmarcesible "Divina Comedia". Como vislumbro, a manera de kharma, lo que le espera al traidor es ser traicionado por sus socios de turno. Puede ser que se lo merezca, pero, de mi parte, solo espero que en esta vida recapaciten y vuelvan por la senda de la tranquilidad y el saludable silencio. Y si digo esto es porque "Todo lo imaginable es posible". (RSB)

domingo, 24 de septiembre de 2017

EL ODIO POÉTICO DE SIEMPRE SE HA DESENMASCARADO EN EL PERÚ 



Una enorme pena que algun@s poetas, supuestamente amig@s del amor, de la Poesía y de la fraternidad, se@n l@s que vuelven a la carga para boicotear y destruir el FIPLIMA. Claro, lo que en realidad quieren es destruirme a mi, y a base de calumnias lanzadas sin pudor por un puñado de ellos, que ha logrado ganar a otros más incaut@s que, sin siquiera conocerme en persona, han decidido creer que esas calumnias son verdad. La famosa posverdad, pues. En los medios, el primero que calumnia, "gana" y más si tienen en tales medios gente de la misma clase. En algún momento la verdadera verdad saldrá a relucir, para vergüenza y oprobio de ese grupo, que nunca trascenderá, como quiere y sueña. ¡Patético! ¡Y viva el FIPLIMA! 

viernes, 22 de septiembre de 2017

Escalar el vacío


Sin duda, no soy de este mundo, aunque tampoco de ningún otro; los senderos son del primero; los destinos, de los otros. Solo me queda trepar sin ton ni son en el aire, horadar la hierba infesta o girar y girar al unísono con los cantos de odio y venganza que se acunan en mi corazón. 

jueves, 21 de septiembre de 2017

Columpio a la muerte


Sube la noche y baja el día en la hamaca, ahora vacía. Se columpia hasta el cielo y desciende hasta el averno; subibaja cósmico, balancín de sueños, ola de túneles y mares abiertos, en perfecto equilibrio entre este tiempo y ese otro que se rehúsa a pasar.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Muerte en la curva


Da lo mismo nacer o no nacer sabiendo que es igual matar o morirse. El arco iris que surge de ese diente enardecido no llegará a su otro extremo hasta que un día sepa por qué debería cumplir con su innata curvatura.

martes, 19 de septiembre de 2017

Telúrica
(A mis cuates mexicanos, pero también a otros)

Apenas el verde destino sabe del sismo en sus entrañas, la incontinencia que fluye por su savia, la callada potencia en su pistilo erigido en nombre de indeseables generaciones. Al alba silban los rayos de agua que apagan el sol, al ocaso los granos de arena entonan el réquiem por quienes nada apetecen.



lunes, 18 de septiembre de 2017

Aún tengo fuerzas



Es cierto que las estatuas no tiritan ante llamas del cielo, tampoco se inmutan ni compadecen de aquellos a quienes representan. No serían piedra, mármol, bronce, yeso o botellas de plástico. Su ser es el haber sido otros, esos atletas niños que aún no nacen para morir por ellas.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Sangre de fuerza



A pétalos gotea su sudor de buen atleta; vallas tras vallas lo más alto reduce las distancias entre lo que se ensucia aquí y lo que vive allá; tras el cerco final un carrusel de algazara circula un cuerpo más adecuado, una aorta exultante, otra sangre más auténtica.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Salmoneando


Hay otros hombres en mis venas, solos, supremos, independientes; juegan a las carreras, a las escondidas, a las canicas hechas de ojos que aún no ven lo que pasa afuera; saltos sobre arroyos de sangre y yendo a contracorriente, montados en salmones negros o en gacelas de luz que corta a tajadas su recorrido.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Lo quiero ahora


Llueve sin parar sobre lo que apenas existe; las palabras vuelan despavoridas, huyen flamígeras entre tanto desperdicio. Puente, cráter, prado, novia; nada vale ni exhala; implume aquel que da fe de lo que no se remedia. Un eructo clama desde el abismo; los rayos rechazan su luz; los brazos antiguos quieren aniquilar su pasado. (RSB)

domingo, 10 de septiembre de 2017

¿Tormenta o tormento?

Si hay un remanso en la marejada es en la curva de la ola antes de aplastar aún más a los lenguados. Una caricia de sal y espuma amortigua la fuerza vesánica que bombardean las aves guaneras antes de clavarse en el ojo del sol. Con todo, sigo preguntándome si el hombre es la negra marea que aniega toda esperanza o si sus cromosomas coronan las fauces de un lobo presumido (RSB)

viernes, 8 de septiembre de 2017

Brújula


El árbol marca los cuatro puntos ordinales: el tropel de pájaros sobre huevos de acero; el cardumen de azules anguilas en la falla marina; volcanes donde se encienden cigarrillos, puros, habanos y eventuales pasiones; agujero perfecto de golf inmaculado, donde todo es tragado y bienvenido: ¡un hoyo en uno! (RSB)

domingo, 3 de septiembre de 2017

Agnosticismo poético

A la pregunta del gran poeta peruano Enrique Verástegui sobre mi cosmovisión a través de la poesía, aquí mi respuesta, aparecida hoy 3 de setiembre en el diario Expreso:


Querido Enrique, me preguntas cuál es la visión del mundo a través de mi poesía, y yo, en principio parafraseando a Martín Adán, te respondería: “Vete a mirar el desconcierto y la nada”. Pasa que mientras más me pregunto qué es la poesía o qué es la vida, no entiendo exactamente qué son. Es como San Agustín que decía sobre el tiempo:Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé.” O Einstein que sabía que la masa y la energía existen, pero que no podía definirlas. De ahí mi vacilación ante lo que palpita, el transcurrir azaroso de las acciones y pasiones, las cosas venturosas o desdichadas que suceden en cada quien, el curso veleidoso que corren los vientos, el mar de donde proviene y termina lo existente, el metálico aire que recorre sin fronteras por el planeta y que nos da vida y nos la quita cuando le place, la esquividad de las cosas para que alguien las conozca y las reconozca por su primacía sobre el ser humano. Con todo, no sé que es la piedra, pero la menciono y me tropiezo con ella a cada instante; no sé qué es, por ejemplo, el amor, y sin embargo lo sufro o lo venero; no sé quién es el prójimo que me abraza o me hiere por la espalda, y aun así supongo que debo creer que ello tendrá una razón de ser que yo ignoro. Y, por cierto, nada sé de Dios, sus atributos ni tributos de píos y paganos y, no obstante, con la poesía que ensayo alguna vez he querido desentrañar su misterio, pero eso ha sido en vano, sea porque Él nunca permitirá ser visto o porque la poesía nunca lo podrá alcanzar. 

sábado, 2 de septiembre de 2017

Sí, soy el judío errante


Sí, sí; yo soy el judío errante Ahasverus. Felizmente, algunas pocas personas ya lo saben. Aquí un poema mío de hace 25 años, ni más ni menos, y sigo siendo ese más que exhausto peregrino. (RSB)

Imagen: cuadro de Marc Chagall.



viernes, 25 de agosto de 2017



¡FIPLIMA-SITIO WEB-PROGRAMA YA!
FIPLIMA-WEBSITE PROGRAMA NOW!


Estimados amigos, aquí está la página web actualizada del IV FIPLIMA y su programa detallado: www.fiplima.com
Dear poets, hereby the up-dated FIPLIMA'S website and its detailed program: www.fiplima.com

Sitio construido por @Jaime Pinedo Pichín / @Website powered by Jaime Pinedo Pichín


miércoles, 9 de agosto de 2017

Reposo



El hierro aún duerme en los entresijos de una ira, de esas que rememoran el cuervo niño, las olas de sangre bajo un mar impoluto, una vaga manera de ser hálito expulsado a quemarropa contra el aire surgido de otro mar, de otro infierno o simplemente de una palmada amable acribillada en pleno vuelo. (RSB)

sábado, 29 de julio de 2017


Julia del prado (Perú)
responde a Bonifacio



1.                  ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
No. Me asombra desde niña porque me sugiere preguntas y muchas respuestas. Me atrae el sonido que llega a su orilla.

2.                 ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
La poesía florece en cualquier lugar del planeta.

3.                 ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
Ni principio. Ni fin. Sólo existe y de lo que se trata es que como se lleva.

4.                 ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
Hay escritores que parece su desdicha ha sido su dicha. Sólo escribo y en ocasiones puedo ser feliz.

5.                 ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
Así dicen. Un ingrediente de locura no hace mal, al contrario.

6.                 Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
No son contrarios a mi ser, a mi persona.

7.                 ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
Lo verosímil es parte del arte de escribir. No lo verdadero. Tengo imaginación y por lo tanto fantasía.

8.                ¿Qué o a quién no soportas?
No soporto “a las pulgas” que hay por doquier.

9.                 ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
Fobia o miedo: La claustrofobia. Amo las musas que vienen a mí, las celebro cuando están plenas. Y admiro a las personas solidarias y generosas.

10.             Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Pues respeto a los que no les guste. Existe el libre albedrío y es bueno que esté presente.

11.              ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
Los actuales políticos de nuestro país y algunos del mundo, no me merecen respeto.

12.             ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Pues algunos lo he leído y releído. Otros los he leído una sola vez.Otros los leen los miembros de mi familia y amigos. Si he donado libros para la formación de bibliotecas. Me agrada que vayan a buenas manos y que cumplan el propósito de comunicación entre escritor y lector.

13.             ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
No. Uno está en la búsqueda y encontrando respuestas.


14.             De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Porque ellas surgen, te atrapan y las das.

15.             ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
Ellos hacen su recorrido por todos estos lugares y se les toma para gozar.

16.             ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
Pues existen otras uvas y otros platos, que dan  olor y sabor a  la vida. Un vaso de pisco o un piscosour nunca viene mal.

17.              Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
Soy humana.

18.             ¿Has amado u odiado más de lo debido?
Odio y amor, dos opuestos que se atraen.

19.             ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
No lo sé.  Lo interesante o importante es que existe.

20.            ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
Van juntos y confortables, de la mano.

21.             Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
No lo creo. La humanidad sufre, ríe, llora, canta, esto incluye a los artistas.

22.            ¿Algún problema con el suicidio?
No. Lo entiendo.

23.            ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
Pues exactamente que te puedo decir. En la vida se aprende a medida que pasa y lo mejor de ella es la capacidad de asombro y meditación. El encuentro con la paz interior.

24.            ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
No lo sé. La alegría de vivir es lo que más me place.

25.            Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
Abrazaría a los que están conmigo en ese momento y me voy con ellos. El cariño y afecto, hasta el último día.


Liliana Miranda (Perú) 
responde a Bonifacio


  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar? Infinito, peligroso, profundo. Vida y muerte. Tiene un romance visceral con la luna.  
  2. En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía? La poesía está ahí, en todas partes.
  3. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe? Una buena compañía.
  4. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz? Para escribir da más la desdicha, la felicidad es un rayo veloz.
  5. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio? La columna vertebral.
  6. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística? Que se la pierden. Suponiendo que se dan cuenta.
  7. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio? La verdad que hubiera querido.
  8. ¿Qué o a quién no soportas? En este orden: hipócritas, mediocres y fanáticos.
  9. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor? Mientras los míos estén sanos, todo está bien. Fobia a que me ausculten los médicos. Al encierro. Placer al crear, al amar, al rastrear playas agrestes.
  10. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías? Al momento me chocaría, pero si no le gusta, está en su derecho.
  11. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio? Que se destruyan entre ellos.
  12. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos? Porque no he tenido tiempo. Me gusta también leer el mundo caminándolo.
  13. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías? No lo he pensado. Sigo trabajando en lo que me gusta.
  14. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras? Son necesarias, una válvula de escape.
  15. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño? De cabecera: poesía, haikus, lógica, cuentos y novelas cortas, El Principito. De sala: arte, fotografía, mis libros. Tina Modotti hoy va conmigo a todas partes.
  16. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec? Si no existiera el vino, sí habría un problema.
  17. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser? Un tigre. Cauto, elegante, y fiero.
  18. ¿Has amado u odiado más de lo debido? Amado, Sí. Renegado, Sí.
  19. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía? No, igual de complicado.
  20. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía? Su poesía. A veces no concuerdan.
  21. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales? Tienen un mundo interior muy intenso y complejo. No se adaptan a lo convencional. O se hacen.
  22. ¿Algún problema con el suicidio? No sé si el suicidio tenga algún problema conmigo.
  23. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti? Nos quedaremos con la duda.
  24. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente? Con Lola Flores y con Ignacio, el fraile español que fui en el siglo XV.
  25. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías? Sería un caos. Repetiría hasta que me caiga el mundo encima que ellos son lo mejor que me pasó en la vida.


viernes, 28 de julio de 2017

Maoli Mao 
(Perú)
responde a Bonifacio



  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Todas: es demasiado hermoso.

  1. ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
En los corazones. Pero si estos no respondieran, los plantaríamos en las piedras.

  1. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
La soledad es el principio de todo lo que existe.

  1. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
Feliz definitivamente y buen escritor; pero si tuviera que elegir entre ambas opciones, preferiría ser feliz, definitivamente.

  1. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
Creo que sí; sin ese ingrediente no serían posibles los sueños y quimeras. Donde un “cuerdo” no percibe nada, un “loco” sí es capaz de percibir lo increíble.

  1. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Que son personas estupendas, sin paltas.

  1. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
“Siempre digo la verdad; incluso cuando miento digo la verdad”

  1. ¿Qué o a quién no soportas?
A Maoli Mao.

  1. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
La falsedad porque destruye. Dios es mi principal amor personal

  1. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Me pondría en posición Zen, a pensar en qué momento se me jodió el día y le daría las gracias (toda crítica que no sea personal es buena).

  1. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
¡Uf! Trataré de resumir. Los políticos son unos malditos que eligen hasta a una combi si esta pudiera llevarlos al pináculo del poder, aún si la combi no contara con SOAT, tuviera las turbinas atascadas, botara gas monosódico, dejando a su paso el aire espeso y putrefacto, y con los frenos dañados.

  1. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Por falta de tiempo. No hago poda de ninguno.

  1. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
Siempre escribo el libro que quiero, pero no siempre quedo contenta y cuando escriba el siguiente seguiré pensando seguramente lo mismo.

  1. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Hay temas que no nos dejan en paz (las razones son muchas).

  1. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
Los de historia.

  1. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
Nada por lo primero, pero si no existieran las uvas Malbec, NOOOOO.

  1. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
Una estrella en el infinito.

  1. ¿Has amado u odiado más de lo debido?
No.

  1. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
Tal vez. Pero eso es imposible: la poesía está en casi todo.

  1. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
Al poeta.

  1. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
No, para nada. Es un cuento que se achacan para sentir que sus sufrimientos son más válidos o sus excesos justificables.

  1. ¿Algún problema con el suicidio?
No; el suicidio tiene problemas conmigo, aunque existiera siquiera una pequeñita razón válida. El suicidio responde: Vade retro.

  1. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
85%

  1. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
Tener la sensación de estar parada, sentir y concebir exactamente el mismo contexto ya, pasado (siempre relacionado al clima).

  1. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?

Gritaría: ¡Bien! ¡Excelente! ¡Ya era hora! Por “fin”!