viernes, 27 de enero de 2012


Roger Santiváñez responde a Bonifacio


1.      ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
No, ninguna. Al contrario: el mar es una de las principales fuentes de mi poesía.

2.      ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
En ninguna, porque no existe ni una sola donde pueda florecer la poesía. Ella sólo florece en el corazón de algunas personas.

3.      ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
No es el principio ni el fin sino un continuum permanente e infinito.

4.      ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
Ser poeta implica la no-felicidad.

5.      ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
Cuando uno empieza a escribir en la juventud está tentado de creer esto. Pero en el intento puede pasar lo que a Oquendo de Amat: “Tuve miedo y me regresé de la locura”. A mí me sucedió algo similar: Hice un cuadro psicótico en setiembre de 1987. Y el Dr. Valdiviezo del CREMPT me regresó a punta de Domagtil.

6.      Sinceramente ¿Qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Los tengo en mi más alta consideración. Son seres humanos igual que yo.

7.      ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablas en serio?
Yo soy como Daniel F, el creador de Leuzemia: Nunca miento.

8.      ¿Qué o a quién no soportas?
-No puedo darme el lujo de no soportar algo a o alguien. Tengo que convivir en este mundo aun con lo que me desagrada.

9.      ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
A estas alturas no tengo ninguna fobia o miedo. Mi principal placer o amor -el único-
es la poesía, la mujer y el rock and roll.

10.  Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
No le diría nada. Normal nomás. Uno no puede tener la pretensión de creer que tiene que gustarle a todo el mundo.

11.  ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
No, gracias.

12.  ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica con ellos?
No, no hago podas. Es imposible leer todo lo que uno tiene. Sencillamente por una cuestión de tiempo. Además una vez leí que Octavio Paz decía: Uno no tiene que leer todos los libros sino leer unos cuantos extraordinarios y releerlos con frecuencia.

13.  ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
No, ni hablar. Eso mataría la creación. Uno siempre está pensando en ese gran libro y se pasará la vida tratando de alcanzarlo.

14.  De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Uno puede decir más o menos bien lo que quiso decir en un momento. Pero después el deseo continúa. Cuando se tiene a la poesía -y es mi caso- como una pasión utópica el deseo no nos abandona jamás.

15.  ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
No hay diferencia, son los mismos.

16.  ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
Habría que inventarlas y, si no, un buen cevillano de conchas de Parachique con sus chelas bien eladias y ya.

17.  Si no fueras humano ¿qué cosa concreta o abstracta ate gustaría ser?
La verdad que nada, con ser humano estoy bien.

18.  ¿Has amado u odiado más de lo debido?
No he odiado, no sé hacerlo. He amado mucho, muchísimo hasta la locura o hasta la desesperación. Y sigo amando.

19.  ¿Piensas que el mundo sería distinto sino existiera la poesía?
Estoy persuadido de eso. Pero sería peor, así como sería si no existieran las artes.

20.  ¿Qué prefieres: al poeta o a su poesía?
Definitivamente a su poesía. Sin embargo, a mí siempre me ha gustado conocer al autor de los poemas que he admirado.

21.  Los artistas, como ellos así lo creen, sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
No, sinceramente no lo creo. En ese plano un poeta -o un artista- es exactamente igual a cualquier ser humano.

22.  ¿Algún problema con el suicidio?
Siempre es una tentación súper poética. Decir basta, hasta aquí llego. Pero la utopía de escribir ese gran libro con el que uno sueña nos empuja a seguir, hasta que la máquina corpórea ya no dé más.

23.  ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
Sólo me interesa proyectar poesía, de modo que debe ser cierto lo que proyecto, porque para mí la poesía es la única verdad en este mundo.

24.  ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
Antiguamente era la sensación de haber estado ya en una calle que no conocía, o en una situación con personas sentir que ya había vivido lo que estaba pasando. Pero de un tiempo a esta parte no experimento el déjà vu. Más bien tengo sueños alucinantes con los poetas que releo, por ejemplo Rimbaud o Pound.

25.  Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
No haría absolutamente nada. Si es el fin, ya. Plaff, se acabó.


ROGER SANTIVÁÑEZ, poeta peruano








No hay comentarios:

Publicar un comentario