miércoles, 1 de febrero de 2012


Agustín Haya de la Torre responde a Bonifacio


1.      ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Vivo enamorado de la pequeña palabra con la que designamos su inmensidad.

2.      ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
¿No los talarán los poetas desesperados por publicar?

3.      ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
Es el centro y se desplaza para acompañarnos.

4.    ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz? Todo escritor es desdichado: tiene por condena la feliz obsesión de la escritura.

5.      ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
Sí, la lucidez, donde se intenta ser uno mismo.

6.      Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Que disfruten su elección.

7.      ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
¡Sincera-miento!

8.      ¿Qué o a quién no soportas?
A mí y a los yo, a los humildemente yo, yo y yo.

9.      ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
Mi propia ceguera / Mis obsesiones.

10.  Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Me encantan las contrariedades: me sentiría halagado porque me dediquen su tiempo.

11.  ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
Les pediría se matriculen en un curso de lectura sobre la realidad fuera de sus bolsillos y en otro sobre la egomanía. A los políticos peruanos, les deseo unas eternas vacaciones alejados de la política.

12.  ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Trabajo para vivir, no vivo para trabajar: mi tiempo a los libros es mi secreto del capital.

13.  ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
No he llegado a terminar ni un solo poema; todos me dan vueltas y vueltas, y muchas veces no quisiera escuchar sus voces.

14.  De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
La sorpresa de la luz y de la oscuridad es para todos: somos replicadores de rituales en busca de nuestra expresión.

15.  ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
De todo momento, siempre que ellos y yo estemos con la mejor disposición posible. Como en una relación, la química es necesaria.

16.  ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
Nada como tus ricos choritos a la chalaca y un buen chilcano de pisco. Altamente recomendables.

17.  Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
¡Un elefante!

18.  ¿Has amado u odiado más de lo debido?
A tiempo completo.

19.  ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
¿Dónde depositaríamos nuestras insanias? Tendrían que abrirse muchos manicomios.

20.  ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
Una literatura de obras y no de nombres.

21.  Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
¿Sufrirán y gozarán por no ser artistas?

22.  ¿Algún problema con el suicidio?
Si al momento siguiente de suicidarme podría volver a disfrutar de la vida, sería estupendo.

23.  ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
Mi futura, bastante cercana, calvicie y algunos kilos de más.

24.  ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
Despertarme.

25.  Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
Perdón por el romanticismo: estar con la mujer que amo hasta el último segundo.


AGUSTÍN HAYA DE LA TORRE, poeta peruano

No hay comentarios:

Publicar un comentario