martes, 7 de febrero de 2012


Ana Guillot responde a Bonifacio


1.                  ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Sólo alabanzas.

2.                  ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
En el corazón de la Pacha, que es nuestro propio corazón.

3.                  ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
Ambos, indistintamente y viceversa Preferiría llamarlo “vacío” como concepto metafísico. Me parece que “soledad” alude a un terreno emocional. Tal vez, uno de los posibles rostros del vacío; pero no es lo mismo, definitivamente. Lleno y vacío son los polos de lo mismo, principio y fin de todo lo que existe.

4.                  ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
No creo en las ambivalencias tan tajantes: si alguien sabe que es buen escritor, en algún punto lo disfruta; ergo: no es TAN infeliz. Y si es mediocre y se da cuenta, tampoco será tal vez TAN feliz… es decir: todo depende del grado de conciencia que tenga o al que acceda. Me quedo con la intención de ir expandiendo conciencia: eso es poesía pura (la escribamos o no)

5.                  ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
La mantiké de los griegos, la locura divina, oracular; sí, definitivamente. A veces también la otra, la dolorosa, la enfermedad. Como en el caso del vacío y el lleno, son vértices o rostros de lo mismo, seguramente.


6.                  Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?

No pienso nada, se la pierden. Posiblemente ellos/ellas piensan que yo me pierdo de otras cosas. Y así va el mundo, así se arma la cosa J


7.                  ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
Trato de no mentir, juro.

8.                  ¿Qué o a quién no soportas?
A mí misma, a veces: el mar de fondo, ya que hablamos de mar.
También la mentira, los juegos de poder, la carrera por el poder, el poder y los egos… En fin, queda claro.

9.                  ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
Fobia: a volar. Pienso en marzo y ya me erizo (pero vuelo igual)
Placer… hum…varios, los dejo íntimos.
Amor: mis nietos. No hay amor más natural y sencillo; ni más intenso y verdadero.

10.              Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Bienvenido, contáme por qué.

11.              ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
Mucha carrera por el poder, mucha ambición, demasiada.

12.              ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Bueno, leí casi todos… no seamos tan exigentes. No podo nada: acumulo, mudanza tras mudanza son los cajones más llenos y pesados!

13.              ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
No, aunque quiero mucho a La orilla familiar. Lo siento raigal; ahí está mi historia.

14.              De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
No sé si lo dije bien, así que lo sigo intentando. Además es irrefrenable. Y uno de mis placeres, desde ya.

15.              ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
De cabecera: los griegos, los mitos. Ahora los cuentos maravillosos porque estoy trabajando en un libro teórico acerca de ellos. Me traspasaron Alicia y Lewis Caroll: ampliaron mi óptica en varias cuestiones, tanto estéticas como conceptuales (Deleuze mediante). De sala, de micro, de metro: prefiero hojear revistas. De baño, cuando era chica.

16.              ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
  Sin ostras no habría perlas, con todo lo que tienen para enseñarnos a raíz de sus heridas y cicatrices. Sin Malbec no serían igual algunos placeres íntimos (tampoco serían imposibles, ojo).

17.              Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
Tan obvia y previsible: un pájaro o una mariposa o una libélula… me gustaría ser más liviana (en todo sentido). Abstracta: la fe, o la esperanza, o la luz, o la paz, o…

18.              ¿Has amado u odiado más de lo debido?
No, nunca es demasiado. Prefiero las intensidades, aunque después me quejo. Pero hablo del amor. No registro el odio. Sí la bronca o el miedo.

19.              ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
    El mundo es como es. Lamentaría que no existiera la mirada poética acerca del mundo (o referida a él). El estado de alerta e inocencia al que se refiere Edgar Bayley. Eso salva siempre. Siempre.

20.              ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
Si amo a su poesía, lo/la amo. Vienen en combo (cajita feliz, aunque no quisiera mencionar la marca de hamburguesas).

21.              Los artistas, como ellos así lo creen, sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
Que algunos, puede ser. Pero hay mortales que sufren y gozan mucho y no son poetas. La diferencia está en que unos lo expresan y otros, no.

22.              ¿Algún problema con el suicidio?
Un gran respeto.

23.              ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
Estoy en plena revisión. No podría ser certera en la respuesta.

24.              ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
Haber sido peruana en otra vida (juro, juro, juro). Escribí una novela entera con esa idea absolutamente perturbadora y bella. Busco editor.

25.              Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
Terminar el cuestionario, sonreír (porque me gustó hacerlo), pensar en mi vida, ir adormeciéndome en esos recuerdos, dejarme ir.

ANA GUILLOT, poeta argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario