domingo, 12 de febrero de 2012


Julio del Valle responde a Bonifacio


1.                 ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Ninguna, ni siquiera porque sea salado. Le tengo una reverencia absoluta al mar.

2.                 ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
En los desiertos del corazón.

3.                 ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
La soledad es principio y fin de todo lo que existe, pero es un sol redondo.

4.                 ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
Ninguna de ellas. Ambas pasan de lado: escribo por necesidad y por placer.

5.                 ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
Puedo ser muy malcriado con esta respuesta.

6.                 Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Nada. De algo se pierden, de algo bueno, sin duda.

7.                 ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
Creo en la verdad del momento.

8.                 ¿Qué o a quién no soportas?
Soy intolerante con la prepotencia, la vileza, a veces la vulgaridad; poco paciente con la vanidad mezclada de frívolo cinismo; altamente inflamable con la pose de poeta (o de intelectual) (o de artista).

9.                 ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
Morir sin ver crecer a mi hijo; la bienaventuranza de los que me quieren. Sin duda alguna, también, alcanzar a escribir un buen poema es un placer supremo.

10.             Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Soy una persona insegura; siempre me afectan las críticas negativas.

11.             ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
Ninguna. Tenemos que vivir con ellos. Más tiempo no le dedico al tema.

12.             ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Mi mano no llega a todos. Nunca me desprendo de un libro, salvo que lo preste o me lo roben, y a veces es lo mismo.

13.             ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
No.

14.             De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Porque son mías. Soy yo en el mundo.

15.             ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
Inseparables: Eliot, Gracián, Westphalen y, en este último tiempo, George Steiner, Nietzsche y Pessoa. ¿Puedo incluir revistas? Dedomedio acompaña bien.

16.             ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
¿Qué sucedería si no existiera esta pregunta?

17.             Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
El mar.

18.             ¿Has amado u odiado más de lo debido?
Cierto, ambas, más de lo debido y en buena hora.

19.             ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
Homero hizo al Occidente, el Tao a Oriente. Nuestro mundo le debe una parte de su rostro a la buena poesía.

20.             ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
Salvo que sea un amigo o una amiga, prefiero sin duda alguna el poema. No concibo al poeta sin el poema. Sin la poesía dicha el poeta es una pose, una vana sombra.

21.             Los artistas, como ellos así lo creen, sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
No. La diferencia está en la expresión de los sentimientos. La poesía agudiza la sensibilidad.

22.             ¿Algún problema con el suicidio?
Ninguno.

23.             ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
Buena pregunta.

24.             ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
Habitar un mundo distinto, pero es la misma Lima, con casas, calles y playas distintas. La siento muy cerca y conocida.

25.             Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
Esperar, respirando lento y con los ojos bien abiertos.


JULIO DEL VALLE, poeta peruano

No hay comentarios:

Publicar un comentario