miércoles, 22 de febrero de 2012


Susana Szwarc responde a Bonifacio

1.                 ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Sí, que no me deja caminar por su superficie todo el tiempo.

2.                 ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
En todas partes, algunos verán los árboles, otros no, otros verán otra cosa. Y habrá quienes hagan nido allí.

3.                 ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
Creo que no, que está el lenguaje que nos habla, los libros leídos, el tigre que engendró otros tigres, las arenas. Además, ya nos avisaron: yo es otro.

4.                 ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
Las dos cosas.

5.                 ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
No.

6.                 Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Lo que se pierden; cómo se aburren; qué pobres. Una descalifica para sostenerse porque tal vez contemplan y ven lejos.

7.                 ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
Ambas cosas a la vez.

8.                 ¿Qué o a quién no soportas?
A los explotadores, a los opresores, a los torturadores. Y a la obediencia debida.

9.                 ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
No ser querida (leída, escuchada, abrazada) por los que amo. Y la otra parte es Sí, ser querida (leída, escuchada, abrazada) por los que amo.

10.             Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Me sentiría un instante acongojada, pero luego le diría no “captaste”.

11.             ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
La única política es la poética. Les daría a leer algunos autores y escucharlos juntos.

12.             ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Porque nos gusta esperarnos. Y no hago poda porque desde que podaron mi árbol de la vereda, ese verbo me es terrible; pero muy pocas veces y con esfuerzo, regalo a quien los mira con deseo.

13.             ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
Cada libro quiso ser escrito. A veces algunas frases me dan alimento. Espero que sigan queriendo.

14.             De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Las palabras los usan a uno. Hay momentos de silencio y otros “dicharacheros”. Y  porque por suerte no se acaba una sola vez.

15.             ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
Hoy: La biblia, Borges, Celan, M. Duras, Simone Weil, y muchos y muchas más.

16.             ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
Habría un desequilibrio menor.

17.             Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
Cosa concreta: un río. Abstracta: colores y notas musicales.

18.             ¿Has amado u odiado más de lo debido?
No sé.

19.             ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
Por supuesto.

20.             ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
¡Su poesía!

21.             Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
Si ellos lo creen, así nomás es.

22.             ¿Algún problema con el suicidio?
Respeto al que se anima a apagar la luz.

23.             ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
Me encantaría que me regalaran un proyector y pasar mis películas preferidas.

24.             ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
Escuchar la música compuesta en Treblinka.

25.             Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías? Salir corriendo a buscar a los queridos y queridas, tratar de ubicar a la mayoría y, con ellos, contemplar los árboles de poesía plantados en la pregunta 2.

      SUSANA SZWARC, poeta argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario