sábado, 18 de agosto de 2012

Sergio Badilla Castillo responde a Bonifacio






•    ¿Tienes alguna objeción contra el mar?

 
      Sólo con  las profundidades y las altas marejadas, llámense estas, maremotos.
 

•    ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
 

En cualquier lugar donde haya humanidad y sutileza.
 

•    ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
 

Más bien un camino hacia el laberinto interior de cada uno.
 

•    ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
 

La primera opción.
 

•    ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
 

Del genio loco.
 

•    Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
 

Que no se permiten la posibilidad de iluminar su alma y su temple.
 

•    ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
 

Mentido cuando he mentido.
 

•    ¿Qué o a quién no soportas?
 

Las multitudes y los dogmáticos.
 

•    ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
 

Como fobias: La oscuridad, el encierro. Como placer: amar a mis hijos.
 

•    Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
 

Errare humanum est.
 

•    ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
 

La máxima expresión de la inoperancia y de la indolencia.
 

•    ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
 

Son más tres mil ejemplares… voy en camino. Soy un biblofetiche.
 

•    ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
 

Sólo la mitad de ese obra.
 

•    De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
 

Porque las palabras y sus laberintos son adictivas. 
 

•    ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
 

De cabecera y de viajes.
 

•    ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
 

No como ostras y me cepa es la Carmenère.
 

•    Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
 

Un ser alado.
 

•    ¿Has amado u odiado más de lo debido?
 

Nunca.
 

•    ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
 

Absolutamente, sería como estar detrás de un vidrio oscuro.
 

•    ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
 

Su poesía.
 

•    Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
 

No, más sufren los desposeídos y los enfermos del cuerpo o del alma. 
 

•    ¿Algún problema con el suicidio?
 

Bastante, uno de mis hermanos se suicidó y ese monstruo ronda mi sangre.
 

•    ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
 

Mi honradez, con certeza.
 

•    ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
 

Que estoy vivo a pesar de todo.
 

•    Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
 

¡Chuchas! Me faltó tiempo.


SERGIO BADILLA CASTILLO, poeta chileno.


Bonifacio

No hay comentarios:

Publicar un comentario