miércoles, 5 de septiembre de 2012


Angélica Santa Olaya responde a Bonifacio




  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Sí, que en su presencia se me inundan los bolsillos de la memoria… 

  1. ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
En las grietas de los países que duermen, cada noche, con los sueños rotos…

  1. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
Es el paso que va siempre de retorno hacia sí mismo… hasta que el paso de otro, detrás, le borra por instantes las huellas del camino…

  1. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
Prefiero la desdicha de saber que, tal vez, cuando muera, pude haber sido feliz…, y digo “pude” porque a veces, cuando mueres, es cuando por arte de magia te sale lo buen escritor… Ahora, si te refieres a que para ser buen escritor hay que sufrir, no creo que esa sea una condición per se… 

  1. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
Si la locura es esa mano que acompaña a la libertad, creo que sí… Sin alas no hay vuelo… 

  1. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Que se pierden de una forma más del sufrimiento… o del placer… una forma más de sentirse acompañados en este mundo de seres cada vez más solitarios…

  1. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
He dicho las mentiras que la verdad necesitaba…

  1. ¿Qué o a quién no soportas?
A los indolentes y a los soberbios… en ese orden…

  1. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
Tengo miedo de cómo voy a morir… no quiero morir con dolor ni vieja ni sola… Amo, en la cercanía, las letras… en la lejanía, el mar… … uno de los grandes placeres de mi vida es estar dentro de un mar calmo mecido por suaves olas… 

  1. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Que la literatura, como todo arte, es subjetiva en su creación y en su interpretación y que respeto su opinión porque toda lectura merece ser escuchada toda vez que el lector invirtió un valioso tiempo en leer o escuchar.

  1. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
Sobre los políticos que gobiernan mi país: Asco… Horror… 

  1. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Porque no todo mi tiempo lo dedico a leer… hay que trabajar… realizar labores domésticas cotidianas y el tiempo no alcanza para todo lo que quisiera… No, no hago poda… más bien, ingenuamente, voy metiendo más libros en los estantes… 

  1. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
No, por supuesto… 

  1. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Porque lo necesito… porque si no escribo me ahogo… y porque sigo intentando que algo de eso, que necesariamente sale de mi pluma, sea tal vez, un poco mejor que lo anterior… 

  1. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
Alicia en el país de las Maravillas, La Diosa Blanca, La llama doble, Los Heraldos Negros, Ficciones, Confabulario, Neruda, Pizarnik… En el micro y en el metro prefiero los cuentos y los poemas… En el baño no me gusta leer…

  1. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
Comería camarones e higos maduros remojados en tequila…

  1. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
Un tigre…

  1. ¿Has amado u odiado más de lo debido?
Sí, definitivamente… 

  1. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
Por supuesto, cada cosa o elemento cumple una función específica en el universo… que no necesariamente utilitaria en el sentido materialista del término… Sin embargo, estaría la música, que también es poesía y que existió, incluso antes que la poesía exitiera como género literario, que no como acto creador, como poiesis… 

  1. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
A la poesía… creo que es más importante que trascienda la poesía que el nombre del autor… La poesía sirve a todos, incluida la memoria colectiva… el nombre del poeta sirve al poeta… y a la memoria acostumbrada a clasificar… 

  1. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
No lo sé… no creo… tal vez lo que sucede es que la forma que han elegido para expresar sus sentimientos así lo muestra… el arte termina traicionando y delatando a su autor… ¿Podríamos decir que un asesino no sufrió o gozó intensamente? No lo creo… Y sin embargo, no hay mucha diferencia… el artista “asesina” a veces de manera bellamente velada… 

  1. ¿Algún problema con el suicidio?
No… creo que es una decisión individual que sólo concierne al que la toma, aún cuando siempre sea lastimosa para los que se quedan… 

  1. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
Mucho en realidad… de lo que me han dicho y conozco, aclaro… Aunque a veces los demás ven en mí características de las que no soy del todo consciente… No los desacredito… Si el río suena es porque agua lleva… 

  1. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
No tengo muchos déjà vus… aunque sí sueños persistentes que siempre tienen que ver con agua… con mar casi siempre… yo dentro, o fuera en la playa… sumergida nadando como un pez o con peces alrededor o en los brazos, como si fueran bebés… yo viviendo en el mar o teniendo que ver algo muy cercano con él…

  1. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
Correr al lado de mis seres más queridos con un libro en la mano, abrazarlos, besarlos, y sentarnos a esperar el fin leyendo en voz alta y comiendo algo rico… Si tuviera cerca el mar iría a él y haría lo mismo…



ANGÉLICA SANTA OLAYA, poeta mexicana. Actualmente reside en Emiratos Árabes.

1 comentario:

  1. Wow, me encantó, sobre todo esta respuesta porque pienso que es algo que muchos pensamos pero pocos nos atrevemos a decir: "Porque no todo mi tiempo lo dedico a leer… hay que trabajar… realizar labores domésticas cotidianas y el tiempo no alcanza para todo lo que quisiera… No, no hago poda… más bien, ingenuamente, voy metiendo más libros en los estantes… "

    ResponderEliminar