sábado, 20 de octubre de 2012



Rubén Eduardo Gómez responde a Bonifacio




  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Sí, al mar no le gusta que lo navegue.

  1. ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
Árboles de poesía serían capaces de brotar incluso desde el centro de una piedra.

  1. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
La soledad no es principio ni fin de nada. Hay una canción del grupo Serú Girán que dice “No estás solo si es que sabes que muy solo estás. No estás ciego si no ves donde no hay nada…”

  1. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
Ninguna de las dos cosas puedo elegir. Puedo tratar de ser buen escritor y puedo hacer lo posible por ser feliz, lo que no implica que no termine siendo un escritor mediocre y desdichado. Siempre prefiero ser feliz, claro; pero también sé que es imposible.

  1. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
No, no es un ingrediente básico.

  1. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Pienso que han encontrado en otras actividades lo que yo encuentro en el escribir y en el arte: placer, gozo, satisfacción…

  1. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
Sí, he dicho la verdad cuando mentí y he mentido cuando dije la verdad.

  1. ¿Qué o a quién no soportas?
No soporto la estupidez, a los obcecados y a los hinchas de Boca.

  1. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
Tengo miedo a que la muerte me sorprenda sin haber terminado con todo lo que tengo que hacer. El mayor placer es disfrutar de mis hijos y verlos sonreír. Amo a mis hijos y a Nilda.

  1. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Me sentiría contrariado, seguramente; pero también asombrado y sentiría curiosidad por saber qué lee. Los gustos no se discuten ni se cambian.

  1. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
Muchas opiniones tengo sobre los políticos y la política. Pero estoy convencido de que todas las generalizaciones, incluso esta, son odiosas.

  1. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Todos los libros que reposan en mi biblioteca han sido leídos. Los que no leí no están en ella, sino en otro lugar esperando su momento. La biblioteca suele ser mutante y hay libros que estarán siempre en ella y otros que no. Hago podas y dono los libros que ya no me interesan.

  1. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
No, todavía no.

  1. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Tengo que seguir escribiendo porque seguramente otro ya lo ha dicho y mejor que yo, pero yo todavía no lo he hecho, todavía no he dicho bien todo lo que tengo que decir. Un escritor es aquella persona que aun sabiendo que no sabe escribir persiste en la tarea, por eso sigue usando las palabras.

  1. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
Sí, y libros de mesa de luz, de cocina, de sala de espera, de convalecencia, de vacaciones, y libros para seducir, libros y libros y libros, sí, en todas partes.

  1. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
Se comerían más centollas y se disfrutaría mucho más el Cabernet Sauvignon.

  1. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
Ser humano ya me hace una cosa concreta y abstracta a la vez. Si no lo fuera, no me gustaría ser.

  1. ¿Has amado u odiado más de lo debido?
No.

  1. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
Para mí, el mundo es el mundo. La percepción y la sensibilidad de la poesía que late en él es inherente al poeta que la traduce como puede.

  1. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
A su poesía.

  1. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
No lo sé.

  1. ¿Algún problema con el suicidio?
No, para nada.

  1. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
La verdad es que no sé qué proyecto en los demás. Tendría que saber eso primero para poder contestar esta pregunta.

  1. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
No tengo.

  1. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
Descorcharía una botella de Cabernet Sauvignon y me sentaría a escribir como si fuera el fin del mundo, como si nadie más fuera a leer lo que escribo, como si nada fuera a pasar, porque sí.


RUBÉN EDUARDO GÓMEZ, poeta argentino.

Bonifacio

No hay comentarios:

Publicar un comentario