viernes, 30 de noviembre de 2012


 Poesía completa de Edith Södergran





Poesía completa de la finlandesa Edith Södergran (1892-1923), en traducción del original sueco debida a este servidor. Edición limitada de la Biblioteca Abraham Valdelomar. Ica, noviembre 2012, 228 pp.). Esta vez incluye sus aforismos completos.






martes, 20 de noviembre de 2012


Nora Alarcón responde a Bonifacio
 
 
 

 
  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar?

Que no sea agridulce.

  1. ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?

En los jardines de infancia.

  1. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?

Es el espacio entre ambos.

  1. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?

Ninguno de los no mencionados.

  1. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?

Contrary wise: la genialidad es el ingrediente.

  1. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?

Que no saben que han muerto.

  1. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?

En verdad os digo: el occidental siempre vive en ese embrollo.

  1. ¿Qué o a quién no soportas?

Al ángel de tu guarda.

  1. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?

La entremezcla de los homónimos mencionados bien revueltos.

  1. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?

Que se cambie de nacionalidad.

  1. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?

Las mesnadas en feliz desconsuelo.

  1. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?

De ellos y parte del seso de sus autores.

  1. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?

Nancy está celosa de Bertha. (Na...que Bert). Hay uno que me haría ilusión escribir: “Los amantes de mi vida o de amores y tormentas”.

  1. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?

La palabra es la magia del pensamiento en movimiento. Por eso y por un universo de imágenes.

  1. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?

Para los dwarfs.

  1. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?

Otro par de delicias las reemplazarían, al menos para satisfacción de los esnobs.

  1. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?

Pregúnteselo a los hindúes. Yo estoy feliz de aproximarme a la nada. ¡Gracias por nada!

  1. ¿Has amado u odiado más de lo debido?

Solo mamado del amor.

  1. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?

Con o sin ella, el vulgo piensa que el mundo es una m…

  1. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?

Al efecto de la existencia de ambos en mi cerebruto.

  1. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?

Si, unos por sabios y los otros por brutos.

  1. ¿Algún problema con el suicidio?

Sí, que no se aparezca luego de tres días de juerga.

  1. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?

Un buen porcentaje con el espejo puesto al revés.

  1. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?

Creo que me sucede al conocer a viejos escritores en algún encuentro y me la paso de maravillas como si nos conociéramos toda una vida. Es toda una aventura y con unos vinocos encima, alucinante.

  1. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?

Encomendaría mi alma (por si acaso).

 

NORA ALARCÓN, poeta peruana.

 

domingo, 18 de noviembre de 2012

 
URGENTE: ¡HACKEARON LA PÁGINA FACEBOOK DEL FIPLIMA! HEMOS CREADO UNA NUEVA.
 
URGENT: FIPLIMA'S FACEBOOK PAGE HACKED! WE HAVE CREATED A NEW ONE.


 

 
Queridos amigos, en vista de que lamentablemente nuestra página de Facebook ha sido hackeada desde hace un par de meses por personas de mala voluntad, nos hemos visto obligados a abrir una nueva página (facebook.com/FipLima2013), con la esperanza de que todos los que en su momento nos favorecieron con su amistad en la página original migren a esta nueva. También les rogamos que antes de migrar, escriban en el Muro del sitio hackeado que ya están al tanto de la vil maniobra y que aprovecharán cada oportunidad para comunicar ese hecho a los que aún no lo saben. ¡Larga vida a la Poesía y al verdadero Fiplima, organizado por la Asociación Fórnix-Poesía!

Renato Sandoval Bacigalupo (director)

 


Dear friends, given that unfortunately our Facebook page has been hacked a couple of months ago by mean people, we have no other choice than opening a new one (

facebook.com/FipLima2013), hoping that all who once favored us with their friendship on the original page decide to migrate to this new one. But before doing so, we ask you to write on the wall of the hacked site that you are already aware of their despicable maneuver and that you will take advantage of every opportunity to inform about this regrettable fact to those who still ignore it. Long live the Poetry and the true Fiplima, organized by Fornix-Poetry Association!

Renato Sandoval Bacigalupo (director)

sábado, 17 de noviembre de 2012

Dos nuevos lanzamientos de la Editorial Nido de Cuervos
 
 

 
 
La Editorial Nido de Cuervos se complace en comunicar el lanzamiento de dos nuevos títulos: Nudos como estrellas. ABC de la imaginación ecológica de nuestras Américas, ensayos de Roberto Forns Broggi (472 pp.) y El rastro del oso, cuentos de Juan Carlos Mústiga (274 pp.).
 
La presentación del primero tendrá lugar el sábado 24 de noviembre a las 8 pm en la Galería Dédalo (Sáenz Peña 295, Barranco), con la participación de Melvin Ledgard, Víctor Vich, Eloísa Tréllez y Renato Sandoval (editor). La del segundo será el martes 27 de noviembre a las 7.30 pm en la Casa Museo Ricardo Palma (General Suárez 189, Miraflores), en la que intervendrán Giovanna Pollarolo, Juan Carlos Mendez y Renato Sandoval (editor). En ambos casos, los respectivos autores estarán presentes.
 
SOBRE LOS AUTORES:
Roberto Forns Broggi nació en Lima en 1962. Obtuvo un doctorado en la universidad estatal de Arizona con un estudio sobre la Poesía Vertical de Roberto Juarroz. Sus primeros artículos  de perspectiva ecológica se consideran fundacionales en la ecocrítica hispanoamericana y ha publicado también en inglés acerca de la poesía latinoamericana sobre la naturaleza en la enciclopedia que editó Patrick Murphy en 1998, The Literature of Nature: An International Source Book. Ha enriquecido esa línea de reflexión ecocrítica en numerosas conferencias internacionales y con ensayos sobre narrativa y cine; y también con artículos sobre poesía en revistas como Anales de la literatura hispanoamericana, Evohé y Fórnix. Actualmente vive en Colorado y es profesor en la universidad estatal Metropolitana de Denver. Allí está cultivando, con una amplia gama de cursos sub-graduados de literatura, cine y lenguaje, la práctica creativa de la imaginación.

Juan Carlos Mústiga Benites nació en Lima en 1958. Es escritor, mercante, maestro cuchillero y cazador submarino. Ha publicado los libros de cuentos A pulmón (1986) y Una moral inquebrantable (1087), las novelas Manual de pistola automática (2005) y Prisionero en la calle (2010). En el 2009 la Editorial Nido de Cuervos publicó crónicas suyas sobre el mar y los orígenes de la caza submarina en el Perú bajo el título Cuadernos submarinos. Actualmente prepara un nuevo libro de relatos, fotos y dibujos sobre el mar, las travesías y la pesca. El rastro del oso incluye  cuentos de los dos primeros mencionados y otros más de reciente factura.

 
 
SOBRE NUDOS COMO ESTRELLAS:

 
Aforismos, ecología, poesía, filosofía ambiental, pronunciamiento por la justicia, proyectos, reconsideraciones, compromisos, ecocrítica, confesión, anécdota, verdad, belleza. Este libro nos dice que somos nudos de la imaginación que unen el alma al tuétano y el cuerpo a la tierra. Una obra aguda y original, que abre un nuevo camino en la crítica literaria en español.
 
SOBRE EL RASTRO DEL OSO:
“Los viajes, el amor en la juventud, la soledad, la muerte, los sagrados vínculos de la amistad, constituyen en rastro del oso que hallan los protagonistas de estos logrados cuentos en su accidentado camino. Nunca sabremos quién encuentra a quién, pero las huellas parecen marcar un derrotero similar, inevitable con el devenir del tiempo y las vicisitudes de la existencia, que deambula entre el corazón de la naturaleza y las trampas de la ciudad.” (Renato Sandoval)
 
MÁS INFORMACIÓN: ncuervos@yahoo.com
Tel: 24116612 / 999355112
Y en diciembre Terra Brasilis de Manuel Pantigoso, ensayos sobre literatura brasileña del siglo XX (520 pp.)
 
 



miércoles, 14 de noviembre de 2012


Ramón Cote responde a Bonifacio
 
 
1.                 ¿Tienes alguna objeción contra el mar?

Hasta ahora no, pero el día que una ola se lleve mi biblioteca, sí.

 2.                 ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?

Eso ya se ha hecho: en todas partes del mundo hay libros de poemas.

 3.                 ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?

Alguien dijo alguna vez que en mi principio está mi final. Y eso lo dijo estando solo.

4.                 ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?

Preferiría haber sido cajero de camisa blanca de manga corta del Banco Popular de Cúcuta. Pero se me dieron mal las matemáticas. Y madrugar.

5.                 ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?

No lo creo, más bien creo que el genio es el ingrediente básico de la locura.

6.                 Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?

La idea de considerar al escritor o al artista como el único que verdaderamente siente o piensa me parece aterradora, por prepotente e inútil. Y ya que estamos en el mundo de lo políticamente correcto, excluyente.

7.                 ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?

Creo que el amor lo sabe bien, y Pessoa, cuando dijo que el poeta es un fingidor. Y Vargas Llosa escribió un libro sobre el tema: La verdad de las mentiras.

8.                 ¿Qué o a quién no soportas?

Todos los días me repito esa maravillosa frase de Baudelaire que está en su “Corazón al desnudo”: “Concédeme la gracia de producir algunos versos hermosos para probarme a mí mismo que no soy el último de los hombres, que no soy inferior a lo que desprecio.”

9.                 ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?

Por intentar saberlo uno empieza escribiendo un día y un día se da cuenta de que lo lleva haciendo ya más de treinta años.

10.             Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?

Que tiene toda la razón. Así se va tan tranquilo y uno queda en paz con sus difuntos.

11.             ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?

Basta abrir los ojos para saber la respuesta.

12.             ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?

Al contrario de lo que les sucede a las personas, los libros nacen, crecen, se reproducen pero nunca mueren. Y para que esto ocurra, al final del año hago una donación de los que estoy seguro que nunca voy a leer. Quizás lo mismo les suceda a muchas personas, por eso me he encontrado en librerías de viejo algunos de mis libros. ¿Poética la justicia?

13.             ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?

La respuesta se la dejo a mis enemigos.


14.             De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?

Nunca se dice bien lo que se tiene que decir, y las palabras de hoy, como lo dijo el poeta de la pregunta 3, no son las mismas de ayer, aunque sigan siendo iguales las preguntas.

15.             ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?

Las bibliotecas tienen la facultad de arrastrarse hasta el baño, esconderse debajo de los cojines. Pero existe una ley tácita de toda biblioteca: el libro que se está buscando es el libro que en ese momento desaparece.

16.             ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?

Nos perderíamos el gusto, el placer y la necesidad de haber leído a Neruda.

17.             Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?

Lo tengo clarísimo: concreta, un puente, y abstracta, Wislawa Szymborska

18.             ¿Has amado u odiado más de lo debido?

La escritura es precisamente eso: convertir la vida en más de lo debido.

19.             ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?

Sería igual, pero invivible.

20.             ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?

No creo que hubiera aguantado pasar un día entero con Huidobro, pero qué desdichado sería si no hubiera conocido su obra. Lo mismo me pasa con Vallejo, con Larrea, con Whitman. Por el contrario, me habría encantado estar un día entero con Brodsky, con Gil de Biedma, con Cernuda, con Juan Luis Panero (ojo, Juan Luis, no su Leopoldo María), con Jose Carlos Becerra y con Perec. Y seguir leyendo sus libros.

21.             Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?

Como dijo alguna vez el de la respuesta 3 y 14: “Señor periodista, ya creo haberle contestado esa pregunta”.

 22.             ¿Algún problema con el suicidio?

Ninguno. Hasta ahora nos llevamos bastante bien. De hecho le he escrito un poema de agradecimiento.

23.             ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?

Si lo que proyecto en los demás es lo que soy, entonces puedo llegar a la conclusión de que no existo.

24.             ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?

Madrid.

25.             Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?

Abrazaría a mis hijas y les pediría perdón.

 
RAMÓN COTE, poeta colombiano.

 
 


Piedad Bonnett responde a Bonifacio
 
 
 

 

  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar?

Sí. Que en vez de unir separa.

  1. ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?

En las barriadas tristes donde los adolescentes no encuentran salida.

  1. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?

Sí. El amor, la amistad, la poesía, son nobles intentos de combatirla.

  1. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?

Bonifacio, detesto el estereotipo del escritor desdichado. Pero si me obligas a contestar, diría que prefiero ser este. Sobre todo, porque un mediocre feliz es una figura patética.

  1. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?

Sólo si tomamos la palabra locura como sinónimo de transgresión, no en su sentido trágico. El verdadero genio siempre tiene un pie fuera de la tediosa cordura.

  1. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?

Que escalando montañas, buscando la cuadratura del círculo, pescando o haciendo amorosamente una torta para sus hijos, muchos buscan -como nosotros con la poesía- darle sentido al día-día. El resto, sobrevive.

  1. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?

No hay verdad que no encierre una porción involuntaria de mentira y viceversa.

  1. ¿Qué o a quién no soportas?

La lista sería larga, pero escojo: a los indolentes, a los puritanos, a los fanáticos, a los cobardes a la hora del amor, a los tacaños, a los tacaños y a los tacaños.

  1. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?

Mi peor miedo era perder un hijo, y lo perdí. Ahora temo que la muerte me pueda robar otro. Mi mayor placer es el que nace de hacer el amor enamorada.

  1. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?

Ya me lo dijeron una vez. Después de un vanidoso desconcierto, sentí curiosidad y pregunté por qué. Seguramente volvería a hacer lo mismo.

  1. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?

Que la sagacidad reemplaza aquí a la inteligencia y todos saben bien a que palo trepan.

  1. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?

Porque sigo comprándolos, ya que en el fondo soy una optimista. Pero los no leídos “logran inquietarme/ porque me hacen pensar en esas calles/ -que jamás transité- / en donde lo esperado me esperaba”.

  1. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?

Claro que no. Pero será el próximo, lo prometo.    

  1. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?

Porque a pesar de lo necesario y expresivo que puede llegar a ser el silencio, se parece demasiado a la muerte.

  1. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?

En mi cabecera prefiero la poesía; en mi sala, novelas, ensayos, revistas. En el micro, prefiero ver la vida por la ventana. En mi ciudad el metro lleva pensándose 50 años. Y el baño se hizo no para leer sino para soñar.

  1. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?

Desaparecerían ciertas metáforas; y el mar y la tierra no se expresarían en la lengua con la misma rotundidad.

  1. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?

Un gato al sol, ojalá acariciado por la mano de un buen amo. O una llave que abriera todas las cerraduras.

  1. ¿Has amado u odiado más de lo debido?

Nunca se ama más de lo debido, porque es amar -no ser amado- lo que en verdad importa. Odiar, poco o mucho, quita mucha energía.

  1. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?

Sí. Pero lo veo como una posibilidad remota: la poesía sobrevivirá siempre a los poemas.

  1. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?

Tiendo a pensar que el poeta se parece a sus poemas. Pero, yendo a la fija, me quedo con la poesía.

  1. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?

Probablemente. Pero conozco algunos que no saben dar un abrazo.

  1. ¿Algún problema con el suicidio?

Ninguno. A menudo es más digno que la muerte en una cama.

  1. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?

Mucho. Aunque a lo que de verdad aspiro es a ser como un río: transparente en la superficie y oscura en el fondo.

  1. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?

Mi cara en el espejo preguntándose por el paso del tiempo.

  1. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?

Pondría un somnífero en la bebida de los niños más cercanos, para que no vean llegar la muerte. Y haría una fiesta llena de derroche con mis amigos. Al fin y al cabo al día siguiente no habría que madrugar.

 
PIEDAD BONNETT, poeta colombiana.