sábado, 30 de marzo de 2013



Rafael Courtoisie responde a Bonifacio





  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar?

            Ninguna, tengo misterios compartidos.



  1. ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?

En todas las praderas de silencio. En el bullicio banal y estruendoso de los medios masivos de comunicación. Entre las malezas de los discursos vacíos de la modernidad tardía…


  1. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?

No. Es un problema, una carga, algo que acompaña y pesa en el camino. No necesariamente principio, tal vez, en alguna ocasión, esté cerca del fin.


  1. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?

Es la típica falsa oposición.  Es una falacia verbo ideológica. No es una opción real.


  1. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?

Entendida en un sentido foucaultiano, tal vez. No todos los locos son genios. Seguro. Todos los genios tienen una pizca de esa desviación de lo “común”. Muchos, la masa, llaman a eso “locura”.


  1. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?

Depende: admiro a muchos, me sostienen, son parte del arte que uno o que otros puedan hacer, parte fundamental, aunque no se den cuenta. Otros son, sencillamente, detestables: están, decididamente, contra la creación, contra el bienestar humano…        


  1. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?

     Dice Pessoa que el poeta es un fingidor: finge tanto que hasta finge que es dolor el dolor que      
     de veras siente. En arte, para decir la verdad, la verdad más honda y pura, en ocasiones, hay que saber construir el artificio.


  1. ¿Qué o a quién no soportas?

La estupidez encarnada en forma de ser humano, la banalidad pretenciosa, la pseudo profundidad, los que se enamoran del poder como de una mujer momificada…


  1. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?

Fobias, pocas; las manejo y muchas veces logro que desaparezcan. Los miedos son parte de la acción y del mecanismo de  la vida. Placer: la serenidad en todas sus formas, la comunicación real con los otros seres humanos.


  1. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?

Pasa a veces, por supuesto. El gusto es azaroso, nadie es monedita de oro para que todos lo quieran. Le diría: “ajá, qué interesante”. O no diría nada.


  1. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?

Antes que la política en el sentido etimológico de administración de la “polis” prefiero la poética, en el sentido etimológico de poiesis. La expulsión de los poetas de La República, por Platón, es parte de un equívoco milenario: Platón en realidad expulsaba de la República a los políticos que “hacían el verso”. No a los poetas que hacían nacer belleza en la realidad.


  1. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?

Es absurdo pretender leer “todos” los libros. La libertad de no leer, de leer salteado, de leer de vez en cuando o hacer durar una lectura o dilatarla, es parte del juego. Tengo libros hermosos por fuera y vacíos por dentro, tengo libros poco atractivos por fuera y bellos por dentro. Por lo general, prefiero leer de los segundos. Cuando ambas cosas coinciden, mejor. No hago poda, comparto, obsequio libros de mi biblioteca.


  1. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?

No.


  1. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?

Seguir usando las palabras es seguir siendo humano.


  1. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?

The catcher in the rye, Trilce, Ulysses, El Aleph, La vida breve


  1. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?

Una catástrofe. Dos catástrofes: las ostras son manjares amurallados que se abren a la primera caricia tibia de la cocción; las uvas malbec, todas las uvas, representan la  noche infinita y apretada en una joya que permite convertir la sombra en vino.


  1. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?

Una piedra que piensa. Un  perro. Una línea curva pero infinita.


  1. ¿Has amado u odiado más de lo debido?

Me he equivocado más de lo debido. ¿Qué es lo debido? ¿Quién y cómo lo mide?


  1. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?

No existiría mundo, humanamente hablando, sin poesía.


  1. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?

El poeta es un accidente, la poesía, a veces, una esencia.


  1. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?

En general exageran más.


  1. ¿Algún problema con el suicidio?

Ninguno. 


  1. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?

Como cuando se deshoja una margarita: mucho, poquito y nada.


  1. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?

Sentir que vivo cada instante por primera y única vez.


  1. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?

¿Antes o después de la medianoche?


RAFAEL COURTOISIE, poeta uruguayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario