domingo, 7 de abril de 2013



Boris Espezúa responde a Bonifacio



  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Que es demasiado inmenso para contenerlo en un poema.

  1. ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
En las tierras infértiles donde solo se cultiva chatarra de información.

  1. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
Ni uno ni lo otro; es una constante que viene con uno.

  1. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
Lo primero lo libra a uno de no vivir una felicidad engañada.

  1. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
Pero también es su límite.

  1. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Que hacen las cosas sensatas, siempre y cuando no sientan culpa de nada.

  1. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
Ambas cosas; la verdad y la mentira también son recursos literarios.

  1. ¿Qué o a quién no soportas?
Al insoportable en términos de terquedad, empecinamiento y obsecuencia.

  1. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
Miedo a no seguir escribiendo más y placer al seguirlo haciendo.

  1. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Nada afectado, porque uno se prepara para cruzar esas aguas.

  1. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
Que es parte de nuestra negatividad, y no de nuestra positividad.

  1. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Sé que nunca leeré todos, así que me conformo con los que selecciono, como una meta fija que trato de cumplir.

  1. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
Todavía no.

  1. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Por sobrevivencia intelectual.

  1. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
Los de filosofía y literatura.

  1. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
Se les restaría cierto paraíso a sus adictos.

  1. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
Un búho.

  1. ¿Has amado u odiado más de lo debido?
No solo lo necesario, aunque creo que eso es bastante para limpiar el corazón. 

  1. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
No creo; hay personas que pueden vivir de otras cosas. Lo que sí creo es que
esa distinción aún no es valorada por el mundo. 

  1. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
Su poesía.

  1. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
Lastimosamente sí, sobre todo en el sufrir, porque en el gozar vale ser intenso. 

  1. ¿Algún problema con el suicidio?
No es una presencia que siempre se asoma.

  1. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
Si trato siempre de ser autentico, es mucho lo que en mí es cierto. 

  1. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
La noche.

  1. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
Escribir un verso rotundo y definitivo.


 BORIS ESPEZÚA, poeta peruano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario