viernes, 5 de abril de 2013

Manuel Liendo responde a Bonifacio




  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Objeción no, en todo caso sujeción y es inevitable, por más que me opongo a su vanidosa templanza, siempre termino sujetándome de su invisible osamenta, de su portento y de su excitante desplome. Su “dicha presurosa” nos hace vacilar y hace de la Luna un cuerpo desnudo.

  1. ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
En las rocas más recientes, en la ausencia de las calles y en las colinas de rocío.

  1. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
La idea es que principio y fin se toquen por siempre como un crujido solitario de vida o de muerte.

  1. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
Siempre habrá una sombra feliz detrás del poema, en ese sentido prefiero ese goce desdichado, mediocre o pasable de no creerme bueno o malo.

  1. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
Hacerme el loco para sentirme genio o hacerme el genio para sentirme loco me parece una locura genial; en serio. la clave es saber cuándo te haces o pierdes la ocasión de hacerte el cuerdo.

  1. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Pienso que tarde o temprano se percatan de que no vale la pena hacernos caso.

  1. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
Ambas situaciones, el problema es que cuando dices la verdad no te creen y cuando mientes te creen.

  1. ¿Qué o a quién no soportas?
No soporto la anomia y los mitos porque no me dejan en paz.

  1. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál es tu principal placer o amor?
Mi fobia principal son los animales y principal miedo es la reacción de los animales.
Mi principal placer es el vino y mi principal amor es la vida de los seres que amo.

  1. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Pocas opiniones sobre mi poesía me interesan, sean estas benévolas o malévolas; las opiniones que me interesan sean buenas o malas me dejan alerta y no les digo nada hasta tomar una decisión, si estoy de acuerdo o no.

  1. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
Son la realidad de las apariencias, así le dan forma al “éxito” a su negocio.

  1. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Siempre tendré una buena excusa para no hacerlo y una mala excusa para hacerlo, lo de la poda es difícil de alguna manera siempre regresan los libros en silencio.

  1. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
Tengo que creer que no, hay que estar loco para pensar que es suficiente.

  1. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Eso no lo sabe nadie, es una manera de reciclar tu hogar espiritual.

  1. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
La Orestíada, la Divina Comedia, el Quijote, Hamlet y El barón rampante.

  1. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
Creo que primero dejaré de existir antes que las ostras; lo de las uvas Malbec, como dicen los abuelos, el vino también se hace de uva.

  1. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
Me gustaría ser un mito para ser recordado y olvidado lo suficiente.

  1. ¿Has amado u odiado más de lo debido?
Nunca está demás hacerlo: lo debido opaca al amor y al odio.

  1. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
De todas formas sería distinto, aburridamente sería todo igual.

  1. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
Prefiero su poesía, el poeta es sólo un medio.

  1. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
Jamás… la única diferencia es que los artistas viven para contarla.

  1. ¿Algún problema con el suicidio?
El único problema es cuando te dicen que van hacerlo.

  1. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
Casi nada; me encanta que se lleven una impresión totalmente alejada de mí.

  1. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
Cuando camino solo  y sé que definitivamente nadie me llamará.

  1. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?
Buscaría  a todos mis seres queridos, rebanaría unos quesos, cortaría pan roseta o pan francés de la panadería carmelitas y descorcharía muchas botellas de vino tinto reserva – amaderados.

MANUEL LIENDO, poeta peruano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario