jueves, 18 de abril de 2013


Niels Hav o del pesimismo constructivo




Sobre el pesimismo y el espíritu del que hace gala el gran Niels Hav, invitado por confirmar al II Fiplima:

La mayoría de la gente hace un esfuerzo por vivir, y el que todas las mañanas decide levantarse, merece respeto. No importa estar en la cima o en el culo del mundo contemporáneo, que vivas en una sociedad próspera o pobre; para los poetas como Niels Hav es esencial la negación de una realidad impuesta por otros, no creen en la felicidad aparente que le venden, hay algo en ellos que les hace reprochar toda la ostentosidad del progreso, la vida aparatosa no es vida para ellos, los poetas asumen, como dice Gottfried Benn, que: “El pesimismo es el elemento de su creatividad”, esa es la voz que les dice que el sistema ha fallado, que de nada sirve que las estadísticas nos comprueben lo exitosos que somos, si en nuestra casa frente al televisor sentimos Eso:

Sucede que me da eso
cuando vemos las noticias, y hay niños en la sala (…)
La verdad del estado del mundo se filtra 
por las paredes; los niños lo saben, 
por supuesto, es su mundo – 
el único que tengo para ellos.
Lo puedes ver en sus ojos;
no nos absolverán ¡Nunca!
Nuestras bromas son ineficaces,
el cinismo nos resta puntos.
Cada día se acumula más 
de eso.

Así sucede diariamente, mientras nuestros líderes manejan el mundo y la buena conciencia los hace sonreír para ocultar su desesperación, mientras su optimismo quiebra, a esta hora en Copenhague, un poeta está preparando el desayuno a su esposa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario