jueves, 18 de abril de 2013


Niels Hav o del pesimismo constructivo




Sobre el pesimismo y el espíritu del que hace gala el gran Niels Hav, invitado por confirmar al II Fiplima:

La mayoría de la gente hace un esfuerzo por vivir, y el que todas las mañanas decide levantarse, merece respeto. No importa estar en la cima o en el culo del mundo contemporáneo, que vivas en una sociedad próspera o pobre; para los poetas como Niels Hav es esencial la negación de una realidad impuesta por otros, no creen en la felicidad aparente que le venden, hay algo en ellos que les hace reprochar toda la ostentosidad del progreso, la vida aparatosa no es vida para ellos, los poetas asumen, como dice Gottfried Benn, que: “El pesimismo es el elemento de su creatividad”, esa es la voz que les dice que el sistema ha fallado, que de nada sirve que las estadísticas nos comprueben lo exitosos que somos, si en nuestra casa frente al televisor sentimos Eso:

Sucede que me da eso
cuando vemos las noticias, y hay niños en la sala (…)
La verdad del estado del mundo se filtra 
por las paredes; los niños lo saben, 
por supuesto, es su mundo – 
el único que tengo para ellos.
Lo puedes ver en sus ojos;
no nos absolverán ¡Nunca!
Nuestras bromas son ineficaces,
el cinismo nos resta puntos.
Cada día se acumula más 
de eso.

Así sucede diariamente, mientras nuestros líderes manejan el mundo y la buena conciencia los hace sonreír para ocultar su desesperación, mientras su optimismo quiebra, a esta hora en Copenhague, un poeta está preparando el desayuno a su esposa. 

martes, 16 de abril de 2013


La literatura brasileña en la óptica de un escritor peruano


MANUEL PANTIGOSO PRESENTA 
TERRA BRASILIS
EN EL CLUB SOCIAL MIRAFLORES








Coincidiendo con el descubrimiento de Brasil, realizado por Pedro Álvarez Cabral en el año 1500, el escritor y poeta peruano Manuel Pantigoso presentará en Lima su más reciente trabajo ensayístico Terra Brasilis, el cual plasma décadas de arduo estudio de la literatura y la cultura brasileñas. La cita es el lunes 22 de abril, a las siete de la noche, en el Club Social Miraflores (Malecón de la Reserva 535, Miraflores) y contará con la participación de Renato Sandoval, Lúcia Velloso da Silveira, Roland Forgues, Eduardo Hopkins y Enrique Álvarez Vita. El ingreso es libre.

Sobre Terra Brasilis, el poeta Renato Sandoval, quien prologa la obra, señala lo siguiente: “Han pasado 512 años desde que el portugués Pedro Alvares Cabral avistara desde su nao el Monte Pascoal. Es la misma cantidad de años que han tenido que transcurrir para que en el Perú se pueda tener una visión general del panorama de la literatura brasileña a partir de la perspectiva enterada y zahorí de Manuel Pantigoso Pecero, con seguridad el mayor conocedor de la cultura de ese país al que está ligado por hado, por sangre y por indeclinables afectos”.

De otro lado, el poeta Antonio Sarmiento menciona lo siguiente en la contratapa del libro: “Es encomiable el sustento teórico y metodológico que gobierna el libro, en permanente sintonía con el contexto social, político y cultural del fenómeno literario (…) para luego introducirse y desmenuzar el texto estudiado en sus aspectos polisémicas”.

Terra Brasilis tiene tres partes y siete capítulos, con diversos artículos y ensayos escritos desde 1960 hasta el presente, ordenados con criterio cronológico. Pantigoso destaca los símbolos, modelos y valores de la literatura brasileña que en su entrecruzamiento muestra una gran riqueza y complejidad, la vitalidad de sus complicados mestizajes, la rica presencia de tipos y estilos derivados de aquellos; y desde luego, la imbricada incorporación de técnicas creadoras de sabor europeo que se han integrado al acento propio de la “brasilidad”.

Manuel Pantigoso es autor de notables libros de investigación y crítica literaria: César Atahualpa Rodríguez - la emoción del pensar; Mario Florián poeta de piedra y de paloma; El Ultraorbicismo en el pensamiento de Gamaliel Churata; Se llama Lomismo que padece (Ecce Homo); Nixa-Nor entre las barajas y el alba; El paladar en la palabra: Adán Felipe Mejía “El Corregidor”; De la harmoniAzul de Darío al estruendomudO vallejiano; Perú/ Francia: Diálogo de espejos; Estuardo Núñez y la Generación de la crisis (nexos con la vanguardia); Prismas y Poliedros. Ismos de la Vanguardia Peruana.

Ha ganado, entre otros, el Premio Nacional Javier Prado (1970), el Premio Internacional Thesaurus (Brasilia, 2008) y la Medaille de l’ Asamblea Nationale Francaise (París, 2009). Es doctor en Literatura y Filología, y doctor en Educación. Su obra comprende poesía, teatro, ensayo, traducción, crítica literaria y pictórica, periodismo y pedagogía. También es Miembro de Número de la Academia Peruana de la Lengua, correspondiente de la Real Academia Española.

Para más información puede llamar a los teléfonos 260-8541 y 708-0000 (anexo 0267).



         Aleyda Quevedo responde a Bonifacio





1.   ¿Tienes alguna objeción contra el mar?

Ninguna objeción. Adoro y necesito el mar. Aunque un mar calmado no hace marineros, yo lo amo calmo y brillante, picado y furioso, verde como el Pacífico ecuatoriano o turquesa como el Caribe dominicano. Aunque nací entre montañas, el mar me contiene y me da salud.


2.   ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?

En todas las terrazas de todos los edificios de las grandes ciudades se debería plantar árboles de poesía amorosa, y en las macetas de los balcones hay que plantar árboles pequeñitos, tipo bonsái con haikus, epigramas y décimas, y en cada jardín de cada casa presidencial de cada país del mundo, también hay que plantar árboles de poesía, especialmente de poesía sufí.


3.   ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?

En el universo de la poesía la soledad es el perfume que se aspira permanentemente como una religión, es una divinidad que acompaña.


4.   ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?

Pienso lo mismo que pensó el maestro Leónidas Lamborghini: “Hay en todo escritor un tipo que se inmola. Un sacrificio”.


5.   ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?

La locura es un modo potencial de amar y a veces se necesita también para escribir, pero siempre, siempre para amar. La genialidad se alcanza, cuando estalla en armonía y en la misma dosis amor y locura.


6.   Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?

Son personas que tienen muy pocas ventanas para encontrar respuestas. Alguien que no lee poesía o que no mira buen cine o, aun peor, alguien que se ha perdido de escuchar a gente espléndida como Madeleine Peyroux, Sharon Jones o a Aloe Blacc, es gente que la pasa muy mal por tanto aburrimiento de este ancho mundo.


7.   ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?

Tengo un poema donde confieso que tuve que decir muchas mentiras verdaderas para seguir a una persona. Toda mentira es una verdad piadosa y viceversa. Muchas veces hay que mentir para llegar hasta la verdad, y aun así la verdad siempre escapa.


8.   ¿Qué o a quién no soportas?

No soporto la estupidez humana que desencadenó el genocidio en Ruanda en abril de 1994. No soportó pensar que murieron un millón de personas. No soportó la indiferencia de Occidente y de todas las superpotencias. No soportó el racismo.


9.   ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?

Tengo fobia a las alturas y a la astucia asquerosa de una rata gigante de alcantarilla que te enfrenta. Amo que me tomen por la cintura y me abracen mientras contemplo el mar, pocas cosas me dan tanto placer como esta.


10. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?

Ya me ha pasado en algunas ocasiones. Al principio, cuando tenía 17 años y publiqué mi primer libro, me pasó y dolió. Una piensa que debe escribir para gustar a los demás. Afortunadamente, de esa enfermedad llamada juventud ya me estoy curando. El año pasado un poeta mexicano me dijo que no le gustaba lo que hago y la verdad no me importó ni un milímetro, me sentí orgullosa de salir de la enfermedad esa… Ahora me interesa escribir por mi propia salud.


11. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?

Antes del 2008, en el Ecuador era lo mismo decir: banqueros-políticos-corrupción. En el Ecuador de los últimos cinco años los políticos son otra cosa, están cambiando, mutan cada día hacia unos seres menos torpes y más comprometidos con la democracia. Ojalá lo logren....


12. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?

Mi biblioteca es un espacio que hemos ido diseñando, construyendo y alimentando, a lo largo de 24 años, con mi esposo el poeta Edwin Madrid, así que como imaginarás, cuando tienes una biblioteca de dos poetas hay todo un universo. Calculamos que tenemos más de seis mil volúmenes, de ellos el 70% son libros de poesía, filosofía y novelas. Siempre podamos, pero es complejo leerse todo, al menos tratamos de leer lo que más placer estético y ético nos da; una debe ir priorizando.


13. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?

Me siento satisfecha con libros como Espacio Vacío, Soy mi Cuerpo y La Otra, la misma de Dios; quizá el libro que más quiero ahora mismo es el nuevo titulado Jardín de Dagas, pero aún me falta escribir un libro de hai-kus; ese será mi gran libro, y para llegar ahí me falta…


14. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?

Porque en cada época de lo que se trata de alcanzar con la escritura y con la poesía, es algo así como lo que planteaba Virginia Woolf: “Combinar viejas palabras en nuevos órdenes para que éstas sobrevivan y puedan crear belleza y comuniquen la verdad; esa es la cuestión que nos debe ocupar”. Ese nombrar la piedra con palabras que piensen e imágenes que emocionen, de eso va el misterio de escribir.


15. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?

De cabecera en este 2013 están todos los cinco libros que completan la autobiografía de Thomas Bernhard. Me encantan: El origen, Un niño, El sótano, El frío; no me separo de ellos. En mi sala está la obra poética completa de la Elizabeth Bishop, la Emily Dickinson y de la Marina Tsvietáieva; cuando viajo en el autobús hacia mi trabajo me llevo alguna de las novelas de dos grandes escritores que amo, desde hace cinco años, con mucha locura: Leonardo Padura y Horacio Castellanos Moya; y para el baño tengo siempre libros de poemas de Cendrars, Fonollosa, Eielson, Enrique Linh, Marosa di Giorgio, Reina María Rodríguez, Diana Bellessi, todos ellos me iluminan e inspiran en todos los momentos.


16. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?

Ostras y vino, aunque más que el Malbec me gusta el Shiraz; pero sin ostras poco se entendería de qué mismo van los alimentos afrodisíacos, y sin vino, las celebraciones de vida y la amistad serían tristísimas…


17. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?

Un tigre de bengala.


18. ¿Has amado u odiado más de lo debido?
Odio odiar, me salen arrugas. Pero amar más de lo debido, ese es siempre mi problema eterno; amo más de lo debido, siempre.


19. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?

Absolutamente, sería un mundo patético, sin duda.


20. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?

Siempre prefiero a la poesía. Pocas, poquísimas veces coincide que el poeta es tan bello y genial como su poesía.


21. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?

Absolutamente. Hay que sufrir en extremo y gozar en la misma dosis de obsesión pura. Ese sufrimiento casi siempre es un camino hacia algo raro, único y especial.


22. ¿Algún problema con el suicidio?

El suicidio es una estrategia que me gusta mucho: planificado, estético, quizá en brazos del mar.


23. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?

La intensidad. Porque cada una de las 24 horas del día soy apasionada, fuerte y perseverante, mis amigas siempre me dicen: intensa.


24. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?

Esa experiencia constante y luminosa, que se me ha repetido por siete veces, cuando recorro esa ciudad del Caribe que siento mía por sus olores y calles.


25. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?

Salir corriendo al mar para contemplarlo, destapar el vino tinto del que hablamos y las ostras aquellas, todo junto al hombre que amo desde hace 25 años.

        
         ALEYDA QUEVEDO, poeta ecuatoriana.
         

viernes, 12 de abril de 2013



Terje Dragseth answers to Bonifacio



 
 1.      Do you have something against the ocean?

The ocean is the mother of all beings on planet earth - Is it possible to be against life?

2.      What parts of the planet earth do you think poetry trees could be planted on?

Antartic is the right place for poetry trees.

3.      Is solitude the beginning or end of everything in existence?

Everything in the existence on planet earth is connected to each other and solitude is a word connected with thoughts to western thinkers and civilization.

4.      Which would you prefer: to be a good writer, but utterly miserable, or a happy, mediocre writer? 

Miserable and good.

5.      Is madness the basic ingredient of true genius?

If madness is clear thoughts - yes,
If madness is a sick mind - no.

6.      Sincerely, what do you think of the people around you who aren´t writers or involved in any artistic activities whatsoever?

May they be blessed. Art is to open.

7.      Were you telling the truth when you lied, or did you mean what you said when you lied?

All words are connected with a lie, more or less. It is impossible to tell the truth, but it is possible to lie.

8.      Who or what is it that you can´t stand?

Myself as drunk.

9.      What is your biggest phobia or fear; your biggest pleasure or passion?  

View from high buildings, mountains. (not view on stars). Passion and pleasure: music.

10.  If someone told you they didn´t really like your literary works, regardless of the genre they were referring to, even if lots of people say they love it; how would you feel and what would you say? 

 Read the fucking book!

11. Do you have any opinions regarding politicians or politics in your country?

Shame on them all.

12.  Why haven´t you read all the books sitting at your house? do you periodically prune your collection down?
books waiting to be read like children who wants to tell you a secret.

Books leave my house by themselves.

13.  Do you think you´ve written the book you wanted to write?

Almost.

14.  Given the above, why continue writing if you already said what you had to say the way you wanted to say it? why keep using words?

Sometimes it is important to think twice.

15.  Nightstand books? coffee table? jitney van/bus reading? subway? books to read on the toilet?

Ok for me. Ok for you too, I think.

16.  What would happen if there was no such thing as oysters or malbec grapes? 

Nothing. there would be other things.

17.  If you were not a human being, what tangible or abstract thing/concept would you be? 

Marcel Duchamp's pissoir or Rene Magritte's pipe.

18.  Have you ever loved or hated more than you should have?

I don't understand the question.

19.  Do you think the world would be a different place if there was no such thing as poetry?

I don't understand the question. World is not possible without poetry. This could not be written.

20.  Which do you prefer: the poet, or his/her poetry?

Poetry. Then her.

21.  Do artists, as they are want to believe, suffer and enjoy more intensely than other mortals?

I realy don't think so. All living things experience pain and joy.

22.  Any issues with suicide?

Very bad and sad.

23.  How much of the image you think you project to others do you think is true about yourself?

10%.

24.  What has been your most persistent déjà vu experience?

All the time. Here and there, then and now.

25.  If you found out the world were to end at midnight tonight, what exactly would you do? 

This is the last day on planet earth all the time: have a cigar.


TERJE DRAGSETH, norwegian poet.