lunes, 3 de marzo de 2014

De lo inefable


Dicen que las lenguas sin tradición escrita encontraron la justificación de la escritura en el prestigio del texto extranjero. En esta noche sin calma, ¿cómo justificar mi yo, que no se enuncia, ni se dice, ni mucho menos se escribe en ninguna lengua?

De "Bitácora de poeta"





No hay comentarios:

Publicar un comentario