domingo, 8 de junio de 2014

Mente y naturaleza

A propósito de los cedros del Líbano -que hace unos años contemplé con una admiración sin límites-, viene a cuento lo que decía Eguren: "Los árboles son el pensamiento del paisaje". Nuestro acaso "primer poeta ecológico" tenía toda la razón, sobre todo si se piensa en una megaciudad como Lima, en su trágica escasez de árboles y, por lo tanto, en la brutalidad y violencia que reina en ella y en sus diversos estamentos."


De: "Bitácora de poeta" (Óleo de JM Eguren)











No hay comentarios:

Publicar un comentario