martes, 11 de noviembre de 2014


De lo sustantivo y lo adjetivo en literatura








Hay novelas sustantivas y hay novelas adjetivas. Las primeras tienen sustancia, fuerza, sentido, verosimilitud, así como una trama atractiva y con personajes bien logrados que le dan a uno qué pensar o qué sentir. Las otras son ralas, débiles, incongruentes, nada creíbles y con personajes acartonados,  medio zombies o “walking dead”, que no le mueven ni siquiera un pelo al lector. Para colmo, usan y abusan literalmente del adjetivo, de manera que la sustancia es solo un accidente y todo el conjunto se convierte en algo impostado o postizo. Me temo que ese es el caso de “La iluminación de Katzuo Nakamatsu” y “Gaijin”, del peruano Augusto Higa Oshiro, quien además acaba de publicar sus cuentos completos (estos bastante buenos, eso sí) por la editorial Campo Letrado. Por añadidura, dichas novelas están plagadas de adjetivos, cuyo real significado parece que ignorara el autor, razón por la cual el lector avisado se desconcierta y desvía su atención de lo que dicho autor quiere narrar debido a lo equívoco de su lenguaje. Marco Aurelio Denegri (¡uy!) estaría de plácemes poniendo al desnudo cada inexactitud semántica de este interesante escritor, para quien sin embargo el género de la novela le queda un tanto grande. Asimismo, no basta con usar nombres japoneses para que una obra refleje esa cultura o, si cabe, una manera de ser “japonesa” o, en el caso de Higa, un desadaptado niséi que busca, insomne y sin éxito, un lugar en este multicultural país que es el Perú. Por eso es que lo adjetivo no es lo mismo que lo sustantivo; por eso lo  adjetivo sabe a impostura, a trampa, a engaño. Más aún si buenos escritores, como Miguel Gutiérrez, lo avalan y lo alaban sin miramientos, acaso por amistad generacional (ambos pertenecieron al grupo “Narración”), lo que a fin de cuentas constituye un mal servicio tanto para el mencionado autor como para sus potenciales o fieles lectores. ¿Será que Gutiérrez habrá leído otra novela? ¿Será que yo, más bien, la leí mal, como suelo hacerlo? (RSB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario