viernes, 7 de noviembre de 2014

          Sobre ecos y olvidos en  
                                     Dora Bruder






¡Qué buena novela la del último Nobel Patrick Modiano! Turbadora, potente, contenidamente rabiosa e indignada por la vergonzante y execrable inhumanidad en tiempos de la ocupación parisina por los nazis. No obstante, una enorme "ternura entristecida" -parafraseando al escritor maldito Jean Genet, como lo hace el narrador de este estupendo libro- recorre todas sus pocas páginas con una aparente frialdad propia de toda investigación que se pretende objetiva, pero que felizmente, para agradecimiento y conmoción legítima del lector, apenas si disfraza su preocupación, desconcierto, desorientación, horror y orfandad. Dora Bruder, la quinceañera en principio desaparecida y luego asesinada en un campo de concentración, es también Modiano mismo, pero además cada uno de nosotros, eventuales víctimas de la prepotencia, del fanatismo, de la arbitrariedad, de las muchas cosas que nos tratan de aniquilar por todos los medios. Llegar a saber la verdad y no olvidar nunca si no es la solución a estos problemas, es al menos una necesaria reacción para impedir que la bestialidad nos gane por completo y se extinga de una vez "la raza humana" (sic).

Copio los últimos párrafos del antepenúltimo capítulo de "Dora Bruder" (Seix Barral: Barcelona, 2014, 127 pp. Traducción de Adolfo García Ortega):

"Me dije que nadie se acordaba de nada. Tras el muro [de la prisión] se extendía una tierra de nadie, una zona de vacío y de olvido. Los viejos edificios de Tourelles no habían sido derribados como el pensionado de la calle Picpus, pero esto carecería de importancia.

"Y no obstante, bajo aquel denso manto de olvido, se oía, de cuando en cuando, algo, un eco lejano, ahogado, pero era imposible saber qué. Era como encontrarse al borde de un campo magnético sin péndulo para captar ondas. En la duda y por mala conciencia habían colgado el cartel de 'Zona militar. Prohibido filmar y hacer fotografías'." (p. 117)


De: "Bitácora de poeta"

No hay comentarios:

Publicar un comentario