miércoles, 17 de diciembre de 2014

Primavera, o casi

 



Primavera.
La colina sin nombre
entre la niebla y los postes
de luz contra el camino
extraviado entre dos puentes.
Un río de grillos por los arcos
postreros y esa línea de luz
que me enrosca y acogota. No
saber si vadear el torrente que
de pronto se congela o burlar
el cerco electrificado por
donde fuga la pradera.

(RSB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario