domingo, 21 de diciembre de 2014

Suspiro





Apresuradamente llegué hoy al renovado Puente de los Suspiros de Barranco, a 24 horas de su "relanzamiento". Buena y sobria su muy costosa restauración. Solo quería acercarme ahí, a poco de huir una vez más de la "civilización", para verlo impecable y antes de que, muy seguramente, las muy inteligentes parejas de enamorados y los supuestos defensores del ornato publico y del patrimonio cultural nacional empiecen a llenarlo de inscripciones románticas y lemas pseudopolíticos y afines. De la historia pasaremos a la prehistoria y de ahí a la era de los dinosaurios, hasta llegar al Big Bang original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario