viernes, 5 de diciembre de 2014

Tuaregs




En algún lugar del Sahara, entre Niamey y Sokoto (Níger), noviembre de 1983. Donde aunque no se veía las caras, sí se veía los corazones. Saudades puras del desierto interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario