miércoles, 24 de septiembre de 2014



Medellín y eleciones municipales
Medellin and municipal elections





Y el sábado de nuevo a Medellín, por razones médicas, pero sobre todo para tratar de aterrizar la estrategia del Movimiento Poético Mundial (WPM, por sus siglas en inglés), que busca, acaso utópicamente, contribuir a la promoción de la paz, la inclusión, la justicia en la Tierra mediante la Poesía. ¿Habrá poetas interesados en participar en este proyecto en un futuro próximo? Pero el 4 octubre estoy de vuelta -solo por ese día- para votar por Diálogo Vecinal y, luego, adiós. Una pena haber perdido amigos y seguir perdiéndolos por esta causa, pero soy más amigo de luchar por las Grandes Causas. Como decía Georgette de Vallejo, “Allá ellos, allá ellos, allá ellos”.  (Esta es una opinión estrictamente personal y no compromete a la Asociación Fórnix-Poesía ni al [postergado] Festival Internacional de Poesía de Lima-FIPLIMA. ¡Eso es todo, amigos!)



And next Saturday once more to Medellin, due to medical reasons, but especially for trying to land out a World Poetry Movement’s strategy (WPM), seeking, perhaps utopically, to contribute to the promotion of peace, inclusión and justice all over the world. Are there possibly poets interested in participating in such a proyect in a close future? But on October 4 I will be back -just for that day- in order to vote for Municipal Dialogue and, then, bye-bye. A pity to have lost and keep losing friends for this cause, but I’m a closer friend of the Big Causes and strive for them. As Georgette de Vallejo used to say: “It´s up to them, to them, to them!” (This is a strictly personal opinion and does not involve neither Fornix-Poesia Association nor the [postponed] International Poetry Festival of Lima-FIPLIMA. That’s all, folks!).

jueves, 18 de septiembre de 2014

martes, 16 de septiembre de 2014

lunes, 15 de septiembre de 2014

De sirenas y poesía




 ¡Bienaventurados los jóvenes poetas, que no sucumben de inmediato al canto de sirenas y se apresuran a publicar su poesía, por lo general torpe y endeble! ¡Y bienaventurados también los viejos y buenos poetas, que reconocen que ya no escuchan ese canto, que saben que la Poesía ha decidido retirarles para siempre sus dones y que el silencio debe ser su mejor y final poema!"





De: "Bitácora de poeta"

Mareas



 
Boca de humo
agitando las aguas:
amor en el mar.

(RSB)

domingo, 14 de septiembre de 2014

sábado, 13 de septiembre de 2014

viernes, 12 de septiembre de 2014

Vino y niebla
 

Niebla de luz:
vino en la sombra,
embriagada verdad.

(RSB)




Sobre la sabia amistad

 
 
La mejor manera de conservar a tus grandes amigos es manteniendo una prudente distancia física de ellos. El día que te acerques demasiado y, por error humano, cometas alguna torpeza o indiscreción no te lo perdonarán y, al menor descuido, te acuchillarán por la espalda, amicalmente, por cierto.

De: "Bitácora de poeta"

miércoles, 10 de septiembre de 2014

                                      Botón






 
                                       Murmullo en la mañana
                                       de manos entreabiertas.

                                       (RSB)
Abeja y rosa


 

Sobre el ojo divino
tremante nube cae

(RSB)

domingo, 7 de septiembre de 2014

Tercer y último poema caníbal de 
Lello Voce 



(Nápoles, Italia, 1957), narrador, crítico, performer y miembro del Comité Coordinador del Movimiento Poético Mundial (WPM). 


MILONGA MUTANTE
(para bandoneón, violoncelo y electrónica)

Jugar con las palabras es
jugar con la propia vida.

Más allá y aun también un poco más allá sin fronteras
sin destinos piel con piel miedo con miedo renuncia
con renuncia de la mano como si fuéramos astros niños
planetas crucificados en la infancia vagos como sonrisas
magos como destruidos hasta el borde de la decepción
a dos palmos del corazón de liebre de toda revolución


antes mucho antes de toda apuesta de todo paso
y contrapaso de todo nudo doble hecho lazo
al pie de las estrellas antes de que la mano lance el guijarro
y ahora dime hasta cuándo hemos postergado el
pasado todo lo que ya había nacido dime el perdernos
imagíname el reencontrarnos el decirnos susúrrame el mentirnos


este canto no lo canto lo mastico lo engullo
este canto no lo toco lo bato lo importuno
este cuerpo no lo toco lo bailo lo comploto
y de a pocos olvido tus ojos uno a uno


luego te sueño luego antes del sueño y del despertar
cuando se muere mejor y se rinde cuando después
la guerra hace su sangre más densa siempre mejor
que cuando por las calles deja huellas te sueño
cuando todo este ruido este olor el horror
de todo sentimiento se extingue sí horas y horas


apenas se disuelve la pena y reanudo respiro y corazón
apenas mezclo veneno y flor saliva y mirada
bala y cañón disparo y gatillo apunto y él muere
luego borro toda ternura la vuelvo fuste y demuelo
todo lo que te dejo boto los años futuros
me embolsico clavos zarzas vidrios filudos y muros


este recuerdo no lo cuento lo niego lo ahogo
este recuerdo no lo recuerdo lo escribo y se va
este lamento no lo conservo lo silbo lo restriego
y luego lo enciendo como si fuera una vocal pétrea un basta ya


cuando toda respuesta haya perdido su pregunta
luego si me preguntaras quién ordena apenas se apaga
la luzy mezclo olvido y mío amor y propaganda
tú rasgaa lo que no digo engulle el silencio
después escúpelo entre los dientes mientras te silbo esperanza
mientras robo piel sexo sol al día que avanza


entonces solo entonces cuando todo sea ciego y sordo
sea oscuridad que muerda una utopía que desecho crujido
de los labios lengua respiro sudado húmedo codicioso
como una pena maquillada al borde de las lágrimas
de las arrugas dices se cambia solo por dentro afuera es corteza
nubes llamas viento que pasa vida que se apaga



(Traducción del italiano de Renato Sandoval Bacigalupo)

sábado, 6 de septiembre de 2014

 Otro poema caníbal de Lello Voce





Segundo de tres poemas de Lello Voce (Nápoles, Italia, 1957), narrador, crítico, performer y miembro del Comité Coordinador del Movimiento Poético Mundial (WPM). Verlo también en mi blog Tenor de Brumas (tenordebrumas.blogspot.com):

PERTURBADOS POR LA CALMA

Para Alberto, joven hermano, para su aliento.
                               You got to burn / to shine
                                                 (John Giorno)


A las letras tómalas por el cuello remójalas en la voz
lima el código del silencio con la fresa de aliento y la memoria
de lo que ha sido recuerda las mentiras ponlas en cruz luegoquiebra la banca si ya te parezco cansado aun si
te hago falta aquí en la pestaña del abismo o acaso a un paso de la
revolución aquí en la pestaña de tus pestañas que guiño y
preparo mechas que dejo huellas babas de palabras lo suave
de abandonar rendirse renunciar pero entonces tú
envenena todo beso todo cuerpo toda piel pero desgarra
las estrellas y luego sonríe hasta que revientes pero incendia todo cielo
cubre el miedo que ahora te develo y dilo haz que resuene
y recuerda te crecerán los dientes cada vez que mientas
(recuerda te crecerán los dientes cada vez que mientas)

A las frases tíralas contra la pared alinéalas con lo duro muérdelas crudas
para que nadie se quede mudo desnúdalas despójalas de toda
sintaxis eslogan epistaxis hasta que escupan sentimiento
paladea cada miseria cada duda y sonríe aun cuando
grites aun cuando cada amor se vuelva sospecha y
arroja toda sílaba al pecho plántala entre los ojos y el futuro que yo
me quedo más allá me complazco de la vida del destino que se
atornilla más allá mientras se me envejece la rabia y dejo que
se vuelva arena pero tú cerca la luna y que cada palabra sea
inoportuna áspera como la ronca fortuna como la última
ocasión pero tú camina la noche vuélala con zapatos rotos
y recuerda entre el decir y el hacer tú terco navega todo mar
(recuerda entre el decir y el hacer tú terco navega todo mar)

A las voces afínalas con los músculos con los ojos con los gestos con todos los
pasos tristes con el verso del embudo persigue cada trueno cada
sonido que nazca mudo los sentimientos olvidados en el baúl
la lista de los muertos el catálogo de todos los chuecos destinos el
rosario de agravios desgrana la imaginación en sueños marca
todas las necesidades no escatimes cuerpos ni almas miénteme
para que el recuerdo no se extinga pero tú vete a vivir
en otra lengua pero tú cultiva lo imprevisto lo inaudito
lo empedernido regodéate con lo extraño lo repentino lo vil
raspa el vinilo de toda emoción hiende con el hosco aliento toda
emoción y no juegues el juego queda poco tiempo
y recuerda no se escapa no hay fuga que no sea desnuda
(recuerda no se escapa no hay fuga que no sea desnuda)

A las vidas no las traslades no las evites no las escupas córtalas
sutilmente como se hace con el jaspe hazlas muchedumbres telaraña luego
con un soplo deshaz la tela desempareja los destinos corre mil
millas córtale el aliento al miedo y a aquella de quien es hija
fría cada hielo arde y cada fuego y brilla bebe de un solo trago
todo lo que centellea el transcurso y la espuma del remordimiento las sonrisas los amores vanos los labios tersos y las ocasiones
perdidas déjame en el fondo del vaso un trozo un pueblo
pero tú encuentra la punta de la madeja desata el ovillo une las circunstancias
afila todos los atenuantes imagina el próximo capítulo el desgarro
de la red la estrofa que nos libera y la que nos dilapida la verborrea
y también recuerda si muerte cosecha estamos todos perturbados por la calma
(también recuerda si muerte cosecha estamos todos perturbados por la calma)


(Traducción del italiano de Renato Sandoval Bacigalupo)

viernes, 5 de septiembre de 2014

Un poema caníbal de Lello Voce 



(Nápoles, Italia, 1957), destacado músico, ensayista, performer y miembro del Comité Coordinador del Movimiento Poético Mundial (WPM):

Pequeña cocina caníbal


Necesito un atajo lento y una vida que me mienta
donde se oiga el apagado sonido de cada sentimiento necesito
un sueño dejado atrás encontrarle un metro a la mentira
huir del cepo silencio ajenjo y gruñido
necesito tacto olfato perder el quicio huir de la derrota
necesito ojos y yemas lenguas fosas nasales ametralladoras
un vórtice sordo que engulla el futuro una vena tus raíces
 

(arráncame las pupilas y mastícalas con ternura saborea el gusto
amargo del disparo y de la pólvora que he esparcido sobre las emociones córtame
la lengua y quema su punta hasta que el humo no se haga incienso, hasta hallar un sentido)

 

si aún existo es para nutrirte para asombrarte para zafarme de ti y para traicionarte
ponerte contra la pared en una esquina y pedirte que te rindas ante el signo
ambiguo que nos separa en el aire raro que está entre nosotros y que nos une en
un soplo al vacío de cada movimiento nuestro si aún existo es para decirte
por favor sigue asombrándote para decirte ojo que amor no rima
con corazón sino con el rombo del dolor con los músculos rasgados que
acaricias por la noche con la única cosa cierta sangre derramada que hace primavera
 

(sepárame las piernas y arráncalas del tronco desmonta las rodillas
vacíalas de líquidos y palabras y sécalas al fuego lento de la duda
hunde el hacha en las nalgas con un golpe seco divídeme hazme pedazos devórame)

 

si aún existo es para decirte que no creas una sola palabra afiles
la mirada como un cuchillo apuntando a la garganta continúes creyendo que
también los pavos vuelan si bien a costa de quedarte sola si bien a costa de
ser tú la que digas la última palabra si aún existo es por la acrobacia que
nunca sacia por esta última caricia un instante antes del
sofocado respiro que me parte es para lamerte las manos con dulzura
para beber tu sal enjugarte el mal es por amor o por lo que vale


(córtame las orejas con cuidado y vuelve a coserlas junto a los labios y los
párpados las yemas aplícalas a la lengua con agujas y comas y
puntos ahí donde late ahí donde duele y pulsa con grumos de dignidad
el ritmo del dolor el acento de la libertad)

 

Necesito olvidar el futuro imaginar el pasado necesito
que me acoses amenazas chantajes violencia un cordel
envenenado necesito una sola duración lisa como un espejo como
el hielo que hiende el filo de los patines como si fuese el pedazo de una historia
común un recorrido un mordisco de vida que chilla de hojas y mata yo
necesito piel y olfato pero tú mírame sin tocarme y ahora con destreza amor mío róbame la vida y luego apágame con dulzura


(Traducción del italiano de Renato Sandoval Bacigalupo)
Un poema de Evgueni Yevstushenko




A propósito de que hoy se inicia Mistura -dizque para promocionar principalmente a los humildes pero excelentes cocineros peruanos y para que los golosos asistentes se llenen la panza hasta reventar y sus arterias se llenen de colesterol, todo por el desarrollo del Perú-, este poema del ruso Evgueni Yevstushenko (1933), originalmente titulado "Chocolate caliente", por como antes, en pleno verano, se les llamaba a las prostitutas en el Centro de Lima. Hay varias versiones de este poema, originalmente escrito en español. Yevstushenko vendría el próximo año al III Festival Internacional de Poesía de Lima (Fiplima):


“…A la niñez en lugar de dulces caramelos,
es mejor darles nuestra amarga memoria…”
EE

MI PERUANA (Ex "CHOCOLATE CALIENTE")

En la hora en que mueren los periódicos
y se convierten en basura nocturna,
en la hora en que un perro con su galleta entre los dientes
se detiene y vigila suspicaz cada uno de mis pasos,
en la hora en que resucitan todos los instintos bajos,
los instintos que se esconden hipócritamente durante el día,
en la hora en que los taxistas
me gritan: “Eh gringo,
¿quieres una peruanita? Es chocolate caliente”,
en la hora en que el correo duerme
y sólo el corazón del telégrafo palpita,
en la hora en que un campesino envuelto en su poncho
cabecea apoyado en la estatua del héroe,
desconocido para él,
en la hora en que las prostitutas y las musas
se quitan el maquillaje de sus rostros,
en la hora en que pudieran estar casi listos los titulares de mañana:
“Ha estallado la Tercera Guerra Mundial”,
en la hora en que todo está visible e invisible,
no vengo de casa de alguien, ni voy a casa de nadie,
paseo cansado, solitario como un perro vagabundo,
por las calles parecidas a cementerios de noticias.

La calle está cubierta de salivazos y cáscaras de naranjas,
la calle huele a orines como el baño de un estadio.
Pero párate y mira:
algo vivo conserva su forma humana
bajo la manta hecha de los periódicos muertos,
por aquí frente a una tienda de souvenires,
sin culpar a nadie por nada,
una vieja indígena ha hecho para si misma un poncho,
poncho de las sensaciones del día anterior.

La india se vio envuelta en los escándalos e intrigas,
en los sobornos, partidos de fútbol, las lágrimas de Beirut
bajo las famosas piernas de las modelos inglesas
aparecen sus pies descalzos
autos de lujo, submarinos, cohetes,
la aplastaron contra el asfalto,
carreras de caballos, yates, stip-teases, banquetes,
todo eso agobió la espalda de la campesina.

Y la llama blanca desde la vitrina
está viendo con dolor mudo
cómo en el pecho de esta vieja
aparece la sangre humeante
de El Salvador.

En medio de este mercado mundial sin vergüenza,
ella misma se ve como una llama perseguida,
esta inca anciana, la madre sufrida de la humanidad,
está doblada por las falsedades,
está aplastada por el tatuaje de los titulares,
pero parece una escultura,
la escultura de la verdad bajo un montón de mentiras.
¡Oh, llama blanca de la vitrina!
Apriétate a su pecho cansado,
libérala de esta basura dorada,
y llévatela a su Sierra Negra natal.

Yo, representante de un Estado tan poderoso,
inclino silencioso mi cabeza como un niño perdido
frente a este rostro sufrido,
este rostro cobrizo con trincheras de arrugas.
Dentro de esta vieja se esconde salvajemente
respirando en secreto,
el Estado más poderoso del mundo:
el alma humana.

“¿Quieres una peruanita, gringo?”.
Los taxistas me silban de nuevo,
pero yo me quedo inmóvil, casi petrificado,
yo no puedo explicar a los taxistas
que ya he encontrado a mi peruana.

Evgueni Evtushenko

Escrito originalmente en español para el periódico “La Nación” de Buenos Aires en 1984. Casi al mismo tiempo, el texto apareció en el Dominical de "El Comercio", cuando ese suplemento tenía alguna razón de ser.