viernes, 9 de enero de 2015

De la compasión




Me parece bien indignarse y hasta odiar todo acto de violencia demencial, asesina, terrorista de los fundamentalistas. ¿Cómo, sin embargo, reaccionar frente a los seres queridos (amigos, amantes, esposos) que, al decepcionarnos, los despojamos de pronto y sin mayor consideración de nuestros afectos por quítame estas pajas? ¿No eso también un acto de fundamentalismo, hipocresía, injusticia y violencia? De ahí, el poema "COM-PASIÓN" (RSB)

Compasión absoluta
al otro lado del estío;
una frente de sangre
ilumina la trocha
que hoy supura en el mar.
No temer, no
reír, no
callar el nombre constante
que ahora se desploma, recoger
con el párpado erudito
el sigilo de la hora, la caída
inconclusa de quien tanto
se escuece, no
reñir, no pacer, no
santificar al padre ni mentir,
nunca en la gloria, no
callar, no ver, ya no estar
aquí
no.

De "Bitácora de poeta"

No hay comentarios:

Publicar un comentario