domingo, 22 de febrero de 2015


  Oliver Sacks se meurt



Oliver Sacks, el gran neurólogo y escritor inglés, abandonará este mundo en los próximos días por causa del cáncer. Como su admirado Samuel Beckett -quien entre otros libros tan asfixiantes como maravillosos escribió "Malone se meurt" (Malone se muere)- acaba de decir: “Cuando la gente muere, no puede ser reemplazada. Dejan agujeros que no pueden ser llenados, pues es el destino –genético y neuronal– de cada persona el ser un individuo único, encontrar su propio camino, vivir su propia vida, morir su propia muerte (...). He amado y he sido amado. He dado y recibido mucho. He leído y he viajado y he pensado y he escrito. He tenido una relación profunda con el mundo, la relación especial de los lectores y los escritores (...). Sobre todo he sido un ser sensible, un animal pensante, en este bello planeta, y eso en sí mismo ha sido un enorme privilegio y una aventura". 

Nosotros -que ahora mismo, y sin darnos cuenta, también nos estamos muriendo- ¿estaremos igualmente agradecidos por vivir, pensar, sentir en este bello y complejo planeta al que, sin embargo, como un viejo juguete, odiamos y destruimos con nuestras manos? ¡Como si nos sobraran los días, de esos que significan algo!... (RSB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario