sábado, 7 de marzo de 2015



Tres poemas de Prisca Agustoni
(Lugano, Suiza, 1975)


 
 
La visita

Me visita el tiempo.
Lentamente
el tiempo.

Sin contornos de agua
escucho el dique
rebosando en polvo.

La muerte
retorna al cuerpo
            cantando
con sus hijos

cuando el abrazo profeta
multiplica la visita
al más allá.


La visita

Mi visita il tempo.
Lentamente
il tempo.

Senza contorni d’acqua
ascolto l’argine
traboccare in polvere.

La morte
ritorna al corpo
            cantando
con i suoi figli

mentre l’abbraccio profeta
moltiplica la visita
oltremondo.


Duerme

En el dédalo del reposo
los huesos
oran

            el tiempo de la hoguera
y ángeles de yeso.

Él aún duerme
pendiendo en los bordes,
custodio de dientes invisibles.


Dorme

Nel dedalo del riposo
le ossa
pregano

            il tempo del falò
e angeli de gesso.

Lui dorme ancora
appeso tra i margini,
custode dei denti invisibili.



Misa

El rostro reserva
una pausa.
¿Cómo confirmar
los giros de un trompo
sin equívocos
con los santos
casi clandestinos?
El verbo se encrespa,
mientras la inocencia
desarma.


Messa

Il volto reserva
una sosta.
Come ribadire
il giro di una trottola
senza equivoci
con i santi
quasi clandestini?
Il verbo s’increspa,
mentre l’innocenza
disarma.


(Traducción del italiano de Renato Sandoval Bacigalupo)



No hay comentarios:

Publicar un comentario