lunes, 5 de octubre de 2015



 

Ecología y lengua, 
según Ivonne Bordelois


A propósito del post anterior, esta lectura luminosa y refrescadora de un libro sobre la argentina Ivonne Bordelois -dicho sea del paso, ella se ha apuntado al Club de los Inmortales-, a propósito de la preservación, protección y estimulación del ser (sic) del lenguaje. (RSB)




"Una estrategia ecológica





"Frente a la violencia contra el lenguaje, la estrategia a seguir no consiste en la denuncia sistemática o en la censura permanente de esta violencia, si bien tales actividades, en general, no son prescindibles ni desdeñables. Nada más efectivo contra esa violencia que habituarnos a frecuentar las vías no violentas de la celebración del lenguaje entre nosotros. Es decir, explorar cuáles son las maneras de recuperación y escucha del lenguaje que nos lo vuelven más íntimo, viviente y disfrutable, volviéndonos a nosotros, al mismo tiempo, más disfrutables, vivientes e íntimos.

           

            "Entre esas vías -que considero ecológicas porque preservan, protegen y estimulan el ser del lenguaje- se cuenta el refrescante descenso al aljibe etimológico, la pregunta por el origen de las palabras que las rescata en su savia histórica y semántica. Otra vía posible es asistir al diálogo de las lenguas como a un espectáculo de iluminaciones mutuas, una esgrima pacífica de lucidez y sabiduría complementaria. También nos es necesaria la escucha atenta del lenguaje cotidiano, el prestar oídos a las novedades y hallazgos del habla coloquial, e infantil y recrearnos en el lenguaje como fuente de humor. Finalmente, es imprescindible desarrollar nuestro sentido de alerta ante las depredaciones que sufre el lenguaje en el terreno político. Y siempre y ante todo, aproximarnos a la poesía como a la zonas más alta y misteriosa del lenguaje, la comprobación más certera de su fuerza mágica y de los mundos de energía y libertad que a través de ella nos habitan."



IVONNE BORDELOIS. La palabra amenazada. Buenos Aires: Libros del Zorzal, 2005.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario