martes, 6 de octubre de 2015



 Un poema de Jack Hirschman

Gran poema de otro inmortal en la vida: Jack Hirschman (1933), uno de los supervivientes originales de la generación beatnik, dueño de la mítica City Lights Publishing House, y presente en el III Festival Internacional de Poesía de Lima (FIPLIMA).




Transfiguración

Soy un patán
junto a tu lenguaje
porque no soy
un patán, burdo
junto a tu amor
porque lo hiero,
tonto junto a tu voz
porque eres mis labios
y me dejas mudo,
y también solo,
me hieres
con lo inexpresable,
y porque tú
vives como lo haces
y que no puedo,
debo irme a otro sitio
en este rincón de
mi hombro y llorarte,
quien me amas sin agotamiento
más de lo que pueda esperar
el silencio con un poema,
porque es el silencio
que espero, porque
es la misma y muy pura
esperanza de silencio,
y así me inclino, a
mi lápiz: tú,
la hermosa página, tú,
digo Sí sin hablar,
digo muchas cosas, y aún
hay estancia, hay espacio,
tu rostro es donde veo por siempre.

(Traducción del inglés de Roxana Peramás y Renato Sandoval B.)



Transfiguration

I am peasant
next to your language
because I am not
a peasant, simple
next to your love
because I wound it,
dumb next to your voice
because you are my lips
and leave me speechless,
leave me also loneliness,
hurt me
with the inexpressible,
and because you
live the way you do
and I cannot,
I must go elsewhere
in this corner of
my shoulder and weep you,
who love me inexhaustibly
more than I can ever hope
to silence with a poem,
because it is the silence
I hope for, because
it is the very pure
silence hope itself is,
and so I bend, to
my pencil I say: you,
to the beautiful page, you,
I say Yes without speaking,
I say many things, and still
there is room, there is space,
your face is where I see forever.

No hay comentarios:

Publicar un comentario