martes, 17 de noviembre de 2015

Un poema de Cees Nooteboom
 
 Actualidad del gran holandés del gran holandés Cees Nooteboom (1933), quien estará en el III Fiplima (13-16 de abril), en estos tiempos de, a la vez, invariable destrucción y de esperanza en la restauración. Si yo lo hubiera escrito, se lo habría dedicado al maravilloso fotógrafo y viajero brasileño Sebastiao Salgado, sobre quien volveré mañana. (RSB)
 
 
 
 
 
LA PRIMERA FOTO DE DIOS

Así era yo después del primer día.
Yo solo con mis piedras de piedra,
yo solo con mis cielos de cielo.

Ese era el día en que aún era feliz,
la tierra aún vacía y yerma.
Solo después creé los árboles,
los animales, el ejército y a ese fotógrafo.

A menudo añoro el día
en el que lo creé, el primero de todos.
Él y yo, juntos en mi creación,
yo, con mi americana violeta entre mis cielos de cielo,
él con su ojo como un espejo
sobre mis piedras de piedras,

y nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario