viernes, 5 de agosto de 2016

Adiós




"Pero al menos estaba ahí el pasto de siempre donde solía morir
con sana envidia, la mano invicta y amorosa que me alentaba a seguir la trocha
y guiaba mi ruta en suma noche plañidera..."

(RSB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario