domingo, 23 de octubre de 2016

¿O Kafka o Bob Dylan?







EL GOLPE A LA PUERTA DEL CORTIJO
(Fragmento)



Era un caluroso día de verano. Regresando a casa, pasé con mi hermana ante la puerta de un cortijo. No sé si golpeó a la puerta por antojo o distracción, o si solo amenazó con el puño pero sin llegar a golpear. Cien pasos más adelante, donde la carretera doblaba hacia la izquierda, empezaba el pueblo. No nos dimos cuenta, pero apenas pasamos la primera casa, salieron unas personas que nos hicieron señas amistosas o de advertencia, asustadas, encogidas de miedo. Señalaron hacia el cortijo ante el que habíamos pasado, y nos recordaron el golpe en la puerta. Los dueños del cortijo nos van a demandar y la investigación se iniciará de inmediato. Yo estaba muy tranquilo y tranquilicé también a mi hermana. Al parecer ella no había dado ningún golpe y, de haberlo hecho, nada en el mundo podría probarlo. […]


(Traducción del alemán de RSB y fotos de mi hija Trilce, desde Guatemala)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada