jueves, 18 de agosto de 2016

Foliación




"¿Cómo tonsurarme, por ejemplo, esta piel de escamas
que tienta al mar, al cauce, a las imberbes truchas y amebas
ascendiendo por las abras? ¿Cómo así se alteró la primavera, perdió
la primicia el verano, tuvo visiones de horror el otoño o reverdeció 
el invierno?"

(RSB)

miércoles, 17 de agosto de 2016

¿Ser o tener?




"Es que me perdí por salir a buscarte o me perdiste porque a ti mismo
te extraviaste, o quizás más bien porque encontrarte era perderme o perderte
era encontrarme, o salir en tu busca era para buscarme, y perderte era perderme y hallarte, hallarme. 
¿Pero a fin de cuentas qué busqué y qué hallé o perdí?"

(RSB)

lunes, 15 de agosto de 2016

Poesía y más música



El gran maestro Manuel Jimenez tuvo la gentileza, motu proprio, musicalizar un poema mío que se encuentra en Suzuki Blues. ¡Vaya qué sorpresa y alegria! Vale resaltar que la música, imágenes, voz y producción es del polifacético Manuel. (RSB)





miércoles, 10 de agosto de 2016

Zozobrar en el desierto






"La nave de la carne encalló / en el horizonte y las nubes ocultaban gozosas los espasmos / y goces del naufragio"+

(RSB)

Foto verídica del alguna vez inconmensurable Mar Aral (Kazajistán y Uzbekistán), hoy desaparecido.

martes, 9 de agosto de 2016

Sobre Prooémium mortis
de Javier Rivera



Todos los seres humanos acudimos en algún punto de nuestras vidas al terrible momento de las definiciones. Pero no acudimos solos. Vamos con todas nuestras historias, las propias y ajenas; vamos con todas las conclusiones y dudas que obtuvimos de propia mano y las que nos regalaron, tomamos la vía hacia el punto penal en el último minuto de nuestra historia. Allí, en ese punto, sembrada por la mano divina de Renato Sandoval, encontraremos a partir de ahora Prooémium Mortis, para afilar alma y seso en el camino hacia El Señor.
Después de cinco cirugías; Renato Corazón de León, Renato Inmortal; nos viene a regalar el secreto de los prolegómenos que le gustan a la Muerte, antes solo conocidos por Girondo. Renato aprendió a enamorar a la Muerte y conquistarla desde los movimientos preliminares: qué tócame aquí, qué bésame allá… y así, caliente como quedaba, esa señora de mortaja y guadaña, le dejaba en paz.
Los aprendizajes de aquellas jornadas romántico-eróticas que le fueron susurrados en la oreja los expone aquí, esta vez para hacernos inmortales a todos sus lectores, tal vez un poco menos inmortales que él.
La filosofía que permea este libro brota de un diálogo entre distintas definiciones de Dios que se hicieron en el siglo XI y la propia experiencia del autor, su propia idea filosófica de la divinidad, del ser.
Los enunciados sobre Dios que dan título a cada poema son ecuaciones matemáticas y conclusiones de silogismos perfectas: Dios es una esfera infinita cuyo centro se halla en todas partes y su circunferencia en ninguna/ Dios está todo él en cualquier parte de sí/ Dios se halla siempre inmóvil en el movimiento.
Además del epígrafe de Emil Cioran que elige Renato para su libro, yo le agregaría este otro del mismo autor, lema que sin duda concentra toda mi conciencia sobre Prooémium Mortis:
La lucidez es el único vicio que hace al hombre libre: libre en un desierto.


sábado, 6 de agosto de 2016



IV FIPLIMA, Pound y Concretismo
Ezra Pound



En la década de 1950, el grupo brasileño Noigandres revolucionó la poesía mundial con el entonces llamado Concretismo a través del movimiento, Noigandres, fundado por Décio Pignatari y los hermanos Haroldo y Augusto de Campos. A propósito del nombre del arcano nombre del grupo, tomado de un poema del poeta provenzal Arnaut Daniel (siglo XII), Ezra Pound lo entroniza en su Canto XX: "Yes, Doctor, what do they mean by 'noigandres''?" (...) "Noigandres, eh noigandres, / what the DEFFIL can that mean!" (¡qué DIÁBOLOS puede significar eso!). Para el IV Fiplima (junio-julio 2017) está invitado Augusto de Campos, el sobreviviente de ese grupo fundamental. Suscribirse pronto; aforo limitado. (RSB)



Augusto de Campos








viernes, 5 de agosto de 2016

Adiós




"Pero al menos estaba ahí el pasto de siempre donde solía morir
con sana envidia, la mano invicta y amorosa que me alentaba a seguir la trocha
y guiaba mi ruta en suma noche plañidera..."

(RSB)

jueves, 4 de agosto de 2016

Aparición de Prooémiun mortis
de Renato Sandoval




Acaba de aparecer el sétimo poemario de Renato Sandoval Bacigalupo (Lima, 1957), poeta, traductor (Kafka, Rilke, Södergran, Drummond de Andrade…), editor, gestor cultural y director del Festival Internacional de Poesía de Lima (FIPLIMA), uno de los festivales más gravitantes a nivel nacional y en el extranjero. Se trata de Prooémium mortis (Lima: Petroperú, 2016), que ha obtenido el XV Premio Copé de Bronce y que, según críticos serios y exigentes (Julio Ortega, Ricardo González Vigil…), en su momento los entendidos lo reconocerán como uno de los mejores libros del género publicados en lo que va de este siglo.

En palabras del brillante poeta español Juan Carlos Mestre, cuya presentación expresa en la contratapa de esta obra, leemos lo siguiente: “Un libro inesperado en los horizontes del saber y la promesa, la voz que resume a una generación y prosigue el encargo del irrepetible Moro, las oscuridades luminosas de Vallejo, el radical simbólico con que la inteligencia del relámpago sigue iluminando el retorno hacia la voz sagrada de los dioses huidos.”

Por su parte, la poeta Carmen Ollé, miembro del jurado que otorgó el mencionado premio, pone al descubierto algunos rasgos fundamentales de Sandoval: “Cuando el autor escribe ‘el curvo cielo era la rota sonrisa de la muerte’, se aproxima a la esencia del arte, porque no solo encontramos en ese estupendo verso la impronta de la poética contemporánea, sino que se ‘avanza’ en retrospectiva hacia siglos de poesía escrita que han utilizado el símil, la metáfora, la imagen, el tropo insólito, la inmersión en lo desconocido para conjurar la muerte”.

Y para situar este libro en un contexto metafísico, muy propio de la obra en general de Sandoval, nuestro visionario Enrique Verástegui, expresa: “Cuando todo está en crisis, tanto la económica como la política, donde la persona pierde el sentido y el norte de sí mismo, entonces -y ello conforma la base de toda existencia- la persona, sin más belleza que su ser, se entrega a las delicias del espíritu; esa única forma de dominar el presente, y construirse un porvenir, Por lo mismo, en su último libro, Prooémium mortis, Renato Sandoval-quien, por lo demás, organiza fastuosos recitales de poesía, y dirige la estupenda revista Fórnix- se plantea lo mismo que nos planteamos todos los que escribimos poesía, como los matemáticos: escribimos en honor del espíritu humano. Visto así, Dios y la poesía son necesarios”.


Sin duda, la difusión de este libro dará mucho que hablar.

lunes, 1 de agosto de 2016

Ecce homo




"Las termitas corroían con gracia
mis entrañas y los erizos adornaban exultantes estas sienes sin honor
y sin memoria."  

(RSB)