lunes, 23 de enero de 2017



DE PALMA, DEMONIOS Y COLOMBROÑOS




Acaba de ser reeditada la serie completa de Ricardo Palma sobre el diabólico y vesánico Francisco de Carbajal (El Demonio de los Andes), comparable al despiadado y alucinado Lope de Aguirre. Esa serie, publicada en Mallorca en 1911, está dedicada a su colombroño (tocayo) Ricardo Becerra. Ese término viene del latín "cum", del sustantivo nombre y del sufijo "oño", con valor despectivo. Sin duda, el mefistofélico Vladimiro Montesinos, admirador de los sobredichos, usó de ahí ese término durante el juicio obrado contra Fujimori. En el interrogatorio, Montesinos dijo la palabra "colombroño", y cuando el fiscal preguntó por el significado, Montesinos explicó que significa otra persona con el mismo apellido (error) sin tener parentesco entre ellos. Esto solo para difundir esta valiosa publicación: Ricardo Palma, "El demonio de los Andes", Lima: Academia Peruana de la Lengua, 2016, 164, con enjundioso prólogo de Alberto Varillas Montenegro. (RSB)


No hay comentarios:

Publicar un comentario