jueves, 19 de enero de 2017

Lamento y esperanza




En tiempos holderlianos de penuria, (pero hoy jueves, "que proso estos versos", de pronto, esperanza por [re]encontrarme con personas que de veras, a diferencia de mí, llevan a cabo utopías), este retorno a un poema del urgente sueco Gunnar Ekelöf (1907-1968), que no me deja de perturbar. ¿Aún habrá espacio para el sueño solidario y para el amor? Nunca puedo olvidar eso que me remachaba el jesuita Miguel Marina: "Necesitamos de personas de principios y fidelidades". Pero aquí el poema. (RSB)



PERO EN OTRO LUGAR

Pero en otro lugar aprendí
el horror del infierno:
Aquí está la sonrisa del infierno
Aquí los minutos y segundos
y la tersa línea blanca entre el mar y el cielo
Aquí la breve catástrofe y el breve acceso de alegría
Pero tú, ¿dónde estás tú, Dolor
por el que se estaría dispuesto a lanzarse al mar?
Llega la noche y se alza la luna
Abro todas las ventanas
Sé que la que está junto a mí me ama
pero en verdad es ella
(Traducción del sueco de Renato Sandoval Bacigalupo)



MEN PÅ EN ANNAN ORT
Men på en annan ort har jag lärt
underjordens hemskhet:
Här är underjordens leende
Här finns minuter och sekunder
och den blanka randen mellam hav och himmel
Här finns den korta katastrofen och det korta utbrottet av glädje
Men du, var finns du, Sorg
som man kunde kasta sig i havet efter?
Natten kommer och månen går upp
Jag öppnar alla fönster
Jag vet att hon vid min sida älskar mig
men är det verkligen hon

No hay comentarios:

Publicar un comentario