sábado, 20 de mayo de 2017

DEFENSA DE LA CULTURA 
O CULTURA DE LA DEFENSA



A veces sumar, restar, multiplicar y dividir es un buen ejercicio para que uno salga medianamente parado de la cuestionada prueba PISA. Si pienso en el caso del Perú, veo que el presupuesto nacional del 2017 -hablando en términos gringos, para que parezca menos- es de 42 mil millones de dólares. Observo también que el monto destinado al sector de Defensa es de 2048 millones, mientras que el asignado a Cultura es, apenas, UN MILLÓN doscientos mil dólares. Me parece que la diferencia entre ellos es más que abismal, por decir lo menos. Ahora bien, si pensamos que, por ejemplo, un avión Mirage cuesta 23 millones, eso quiere decir que uno solo de esos aparatos para matar es diecinueve veces más que el presupuesto total del tan necesitado pero también maltratado Ministerio de Cultura. Para facilitar la figura, este sector equivale la cuarta parte de un ala o de la cola de ese pajarraco infernal. De ahí se desprende que si ese costo se trasladara al sector de Cultura, este, por arte de birlibirloque, levantaría vuelo y potenciaría notablemente su capacidad latente para alentar la vida a la gente en lugar de que el Estado (al menos desde Velasco) la bombardee y extermine con tantos dislates, para orgullo y felicidad de los que tienen poder, ventaja y dinero a chorros. Considerando eso y parafraseando la clásica expresión medieval “La mitad de mi reino por un caballo”, yo diría ahora “La mitad de un Mirage por la cultura. (RSB)

1 comentario:

  1. La ocultura real es todo aquello que nos ocultan politicos y medios de comunicacion porque no les interesa que se conozca (Luis Manteiga Pousa)

    ResponderEliminar