lunes, 24 de julio de 2017

Gioconda Belli
(Nicaragua, 1948) 
responde a Bonifacio



  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar?
Lo amo, pero que no me hunda.

  1. ¿En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía?
En el parque más lindo de todas las ciudades del mundo y en las casas de los poetas para que los alimenten.

  1. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe?
Así nacemos y así morimos, pero hay mucho espacio entre ambos para la música y las palabras.

  1. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz?
“In medio virtus”.

  1. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio?
Básico no, pero estacional sí.

  1. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística?
Me alegro de que existan y se dediquen a que los demás podamos hacer las actividades artísticas.

  1. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio?
El oficio de escribir abunda en mentiras verdaderas que uno y los demás se creen.

  1. ¿Qué o a quién no soportas?
No soporto a los machistas que piensan que deben explicarnos todo a las mujeres. No soporto las dictaduras y el autoritarismo.

9.       ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor?
Soy claustrofóbica. Amo comer helados y el chocolate.

  1. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías?
Le daría las gracias por su sinceridad, trataría de convencerlo de que está equivocado y, si no lo logro, le aconsejaría que se abstenga de ese sufrimiento.

  1. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio?
Todos padecen de una crisis de imaginación.

  1. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos?
Me gusta tenerlos cerca y gozo de un optimismo desmedido pensando que les llegará su turno. Me cuesta mucho podar, pero podo cuando me mudo de casa.


  1. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías?
He escrito varios que quería escribir, pero me gusta el reto de poder descubrir los que aún no sé que quiero escribir.

  1. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras?
Lo pienso cuando voy a bibliotecas y pienso que ya se escribió todo, pero después se me olvida porque el placer de escribir me seduce.

  1. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño?
Los que aún no he leído o cualquiera de Virgina Woolf.

  1. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec?
¡No quiero ni pensarlo!

  1. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser?
Con delirios de grandeza: el mar; con sencillez: un árbol centenario.

  1. ¿Has amado u odiado más de lo debido?
Amado, sí; ¿odiado? todavía no.

  1. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía?
Me cuesta imaginar un mundo sin poesía. Creo que la poesía está en los genes de la vida.

  1. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía?
Generalmente la intimidad del poeta está en su poesía, pero existen los raros que pueden llevarla a flor de piel.

  1. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales?
Lo demostró Aldous Huxley en su libro “Las puertas de la percepción”. Creo que su teoría es correcta y que sí tenemos menos capacidad para filtrar, y estamos más abiertos a lo que nos afecta para bien o para mal.

  1. ¿Algún problema con el suicidio?
Respeto la decisión de Virginia Woolf de irse cuando su mente perdía la lucidez.

  1. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti?
En público creo que a veces proyecto una distancia que no siento y que se debe a cierta timidez. Me habría encantado ser más extrovertida y saber traducir el humor de mis pensamientos en las conversaciones. No soy oral. Por eso escribo.

  1. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente?
Sueño con una casa a la orilla de una playa, pero mis deja vu suceden cuando me enamoro.

  1. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías?

Dejar de llenar este cuestionario, hablar con mis hijas y mi hijo, organizar una cena familiar para mientras me convenzo de que convencerme de que el fin del mundo no es el fin del mundo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario