sábado, 29 de julio de 2017

Liliana Miranda (Perú) 
responde a Bonifacio


  1. ¿Tienes alguna objeción contra el mar? Infinito, peligroso, profundo. Vida y muerte. Tiene un romance visceral con la luna.  
  2. En qué partes de la Tierra crees que se podría plantar árboles de poesía? La poesía está ahí, en todas partes.
  3. ¿Es la soledad principio o fin de todo lo que existe? Una buena compañía.
  4. ¿Qué prefieres ser: buen escritor pero desdichado o uno mediocre o pasable pero feliz? Para escribir da más la desdicha, la felicidad es un rayo veloz.
  5. ¿Es la locura un ingrediente básico del verdadero genio? La columna vertebral.
  6. Sinceramente, ¿qué piensas de todos aquellos que te rodean y que no escriben o no se dedican a ninguna actividad artística? Que se la pierden. Suponiendo que se dan cuenta.
  7. ¿Has dicho la verdad cuando has mentido o mentido cuando hablabas en serio? La verdad que hubiera querido.
  8. ¿Qué o a quién no soportas? En este orden: hipócritas, mediocres y fanáticos.
  9. ¿Cuál es tu principal fobia o miedo, cuál tu principal placer o amor? Mientras los míos estén sanos, todo está bien. Fobia a que me ausculten los médicos. Al encierro. Placer al crear, al amar, al rastrear playas agrestes.
  10. Si alguien te dijera que en realidad no le gusta tu trabajo literario, del tipo que sea, aunque muchos digan lo contrario, ¿cómo te sentirías y qué le dirías? Al momento me chocaría, pero si no le gusta, está en su derecho.
  11. ¿Alguna opinión sobre los políticos y la política de tu medio? Que se destruyan entre ellos.
  12. ¿Por qué no has leído todos los libros que reposan en tu biblioteca? ¿Haces poda periódica de ellos? Porque no he tenido tiempo. Me gusta también leer el mundo caminándolo.
  13. ¿Crees que ya has llegado a escribir el libro que querías? No lo he pensado. Sigo trabajando en lo que me gusta.
  14. De lo anterior, ¿por qué seguir escribiendo si, en su momento, ya se dijo bien lo que se tenía que decir? ¿Por qué seguir usando las palabras? Son necesarias, una válvula de escape.
  15. ¿Libros de cabecera, de sala, de micro, de metro, de baño? De cabecera: poesía, haikus, lógica, cuentos y novelas cortas, El Principito. De sala: arte, fotografía, mis libros. Tina Modotti hoy va conmigo a todas partes.
  16. ¿Qué sucedería si no existieran las ostras y las uvas Malbec? Si no existiera el vino, sí habría un problema.
  17. Si no fueras humano, ¿qué cosa concreta o abstracta te gustaría ser? Un tigre. Cauto, elegante, y fiero.
  18. ¿Has amado u odiado más de lo debido? Amado, Sí. Renegado, Sí.
  19. ¿Piensas que el mundo sería distinto si no existiera la poesía? No, igual de complicado.
  20. ¿Qué prefieres: al poeta o su poesía? Su poesía. A veces no concuerdan.
  21. Los artistas, como ellos así lo creen, ¿sufren y gozan más intensamente que los demás mortales? Tienen un mundo interior muy intenso y complejo. No se adaptan a lo convencional. O se hacen.
  22. ¿Algún problema con el suicidio? No sé si el suicidio tenga algún problema conmigo.
  23. ¿Qué tanto de lo que crees que proyectas en los demás consideras cierto en ti? Nos quedaremos con la duda.
  24. ¿Cuál ha sido tu déjà vu más persistente? Con Lola Flores y con Ignacio, el fraile español que fui en el siglo XV.
  25. Si hoy a la medianoche fuera el fin del mundo, ¿exactamente qué es lo que harías? Sería un caos. Repetiría hasta que me caiga el mundo encima que ellos son lo mejor que me pasó en la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario