sábado, 16 de septiembre de 2017

Salmoneando


Hay otros hombres en mis venas, solos, supremos, independientes; juegan a las carreras, a las escondidas, a las canicas hechas de ojos que aún no ven lo que pasa afuera; saltos sobre arroyos de sangre y yendo a contracorriente, montados en salmones negros o en gacelas de luz que corta a tajadas su recorrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario