domingo, 10 de septiembre de 2017

¿Tormenta o tormento?

Si hay un remanso en la marejada es en la curva de la ola antes de aplastar aún más a los lenguados. Una caricia de sal y espuma amortigua la fuerza vesánica que bombardean las aves guaneras antes de clavarse en el ojo del sol. Con todo, sigo preguntándome si el hombre es la negra marea que aniega toda esperanza o si sus cromosomas coronan las fauces de un lobo presumido (RSB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario