domingo, 26 de noviembre de 2017

Báscula de la vida


Los antiguos egipcios ponían el corazón de sus muertos en una balanza para compararlo con la pluma de la verdad del dios Maat, lo que permitía saber qué tan buena había sido la vida de cada uno de sus ex dueños. Sin embargo, ¿qué hay cuando el corazón, aún con vida, ya no late, ni tiembla ni mucho menos vuela, y aun menos que el vacío de la Verdad, que desde siempre tercamente permanece callada?

De: Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp.


No hay comentarios:

Publicar un comentario