viernes, 29 de diciembre de 2017

Un poema de Frank Ormsby
(Irlanda del Norte, 1947)


Mudándose

El primer acto de amor en una casa nueva
No es privado. Amándose,
Estamos medio atentos a la puerta y al espejo.
Nuestro éxtasis incluye la silla de cabecera,
el aire desde el rellano.

El poste y el olmo emiten hojas en las paredes
Como en ningún otro cuarto. Las suyas es la lengua
que se une a nuestras lenguas en el traslado. Su mensaje
Es claro: esta noche no puedes ignorar
Al mundo en la ventana.

Así amamos, conociendo una ciudad
desde otro ángulo. Y compartiendo
Nuestra cama con muebles y el árbol urgimos
Su perspectiva, fusionando nuestras vidas aquí
En su marco establecido.

(Traducción del inglés de RSB)


Moving in

The first act of love in a new house
Is not private. Loving each other
We are half aware of door and mirror.
Our ectasy includes the bedside chair,
The air from the landing.

Streetlamp and elm utter leaves on walls
As in no room ever. Theirs is the tongue
Our tongues join in translating. Their message
Is clear: tonight you cannot ignore
The world at the window.

So we love in the knowledge of a city
At a different angle. And sharing
Our bed with furniture and tree we claim
Their perspective, merging our lives here

In their established frame.

martes, 26 de diciembre de 2017

De sumas y restas

He preferido vivir intensamente a solo vivir la vida que me ha tocado. Esa, creo, es la diferencia entre ser poeta y, por ejemplo, ser profesor o abogado. Pero también es cierto que estos siempre pagan a tiempo sus cuentas e incluso a veces llegan a fin de mes. Entonces, si no vivir es para poder cumplir con los pagos, vivir en poesía es para vivir, simplemente. (RSB)

Foto: En Puno, a los 20 años, ya avezado mochilero (izq), con Willy Niño de Guzmán, Pedro Granados y NN.

De: Atajos a la nada. Lima: Nido de Cuervos, 2017.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Menage

Entre dos sueños imposibles, por fin me resguardan la paz del alabastro y la torre incesante de coronada poesía. (RSB)
(En Chengdú, Sechuán, China)

martes, 19 de diciembre de 2017

Mercado navideño
Véndeme lo que ya no tienes, eso mismo que antes yo vendía sin tenerlo: un arroyo de luz suspendido entre esperas y no llegadas, una brizna de aliento bajo el barro insepulto, un muerto insigne a precio de desgano, un nadie con tanta gente que ya no quiere nacer. Quiero todo eso, pero, por favor, ¿me haces una rebaja? (RSB)

(Navidad pasada en Jacmel, Haití)

lunes, 18 de diciembre de 2017

Ofertorio del adiós
Nunca te di lo que me ofrecías, tan solo porque sí, entre tantas otras manos sin rumbo, inermes, al garete, asíendo a tientas el hálito de un dios henchido, aunque él te bendiga y se calle, como yo, como ellos, al amparo de lo que no existe. (RSB)

(En Shigatse, Tíbet)

viernes, 15 de diciembre de 2017



Humareda

Solo vi niños solos con arrugas en las pipas, envueltos en humo y sueños. ¿O fue más bien que aprendieron a fumar de a pocos el dulce humor que retozaba en sus hornillos de maíz e ironía? ¿Fumarán por mí lo poco bueno que aún me atosiga? (RSB)

martes, 5 de diciembre de 2017

Heidegger y Celan, ¿una sola voz?

El pronazi Martin Heidegger y el judío Paul Celan se profesaban una mutua y compleja admiración, que los llevó a leer y hasta anotar detalladamente los libros del otro. Se ignora cómo fue el único encuentro que se produjo cuando un brumoso día este fue a visitar a aquel. Lo cierto es que hay más que una semejanza en la angustiada visión del mundo que rezuman sus obras, así como en la ominosa y desesperante oscuridad de su enunciación. Como sea, Celan no perdió la oportunidad de hacer mofa (y, de paso, autocriticarse) de lo farragoso e “impío” de la dicción y del pensamiento de Heidegger (cuyo nombre podría acaso traducirse como “el que rastrilla eriazos”) al componer el siguiente poema, de los más abstrusos que tiene. Su primer verso hace un juego de palabras intraducible (“heidegängerisch” = relativo a caminar por eriazos) por el que alude al autor de "Ser y tiempo" y a algunos de sus conceptos básicos (como la proximidad, la muerte...). Para el lector español, he tratatado de compensar la mencionada intraducibilidad apelando al título "Sendas perdidas", una de las obras más conocidas del filósofo alemán. De otro lado, no deja de ser irónico que el “rastrillador de eriazos" estuviera predestinado a arar y predicar en el desierto mediante un pensamiento tan torrencial y arrasador, como también contradictorio y moralmente incongruente como el suyo.

LARGO

Al igual que tú, senda perdida de lo cercano:

más
grandes
que la muerte yacemos
juntos, lo in-
temporal bulle
bajo el respiro de tus párpados,

el par de mirlos pende
junto a nosotros, bajo
nuestras comunes, ascendentes
y blancas

metas- tasis.


(Traducción del alemán)


LARGO

Gleichsinnige du, heidegängerisch Nahe:

über-
sterbens-
groß liegen
wir beieinander, die Zeit-
lose wimmelt
dir unter den atmenden Lidern,

das Amselpaar hängt
neben uns, unter
unsern gemeinsam droben mit-
ziehenden weißen

Meta-
stasen.


De: Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp. Presentación de Pablo Carreño.

viernes, 1 de diciembre de 2017


Dos en uno 



Con o sin lenguaje, me levanto para luchar contra la vida; me acuesto para que me gane la muerte. (RSB)