jueves, 25 de enero de 2018

Un poema de Rilke a la música

A LA MÚSICA

Música: aliento de las estatuas, tal vez:
silencio de las imágenes. Lengua,
donde acaban las lenguas; tiempo,
perpendicular a los corazones en fusión.
¿Sentimientos para qué? ¿Metamorfosis
de los sentimientos en qué? En un paisaje de sonidos.
Música: país extranjero. Corazón que huye
de nosotros. Espacio el más íntimo de nosotros
que, levantándose por encima de nosotros mismos,
nos expulsa: sacra partida...
Nuestro interior
nos rodea,
como una lejanía perfectamente ejercida,
como un reverso del aire,
puro,
inmenso,
inhabitable.

(Trad. de RSB)


AN DIE MUSIK

Musik: Atem der Statuen, vielleicht:
Stille der Bilder. Du Sprache, wo Sprachen
enden, du Zeit,
die senkrecht steht auf der Richtung vergehender Herzen.
Gefühle zu wem? O du, der Gefühle
Wandlung in was?: in hörbare Landschaft.
Du Fremde: Musik. Du uns entwachsener
Herzraum. Innigstes unser, das, uns übersteigend,
hinausdrängt —,heiliger Abschied:
da uns das Innre umsteht
als geübteste Ferne, als andre
Seite der Luft,
rein,
riesig,
nicht mehr bewohnbar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario